Los cardiólogos consideran que el inicio del tratamiento de los hipertensos debe ser más enérgico y precoz

Actualizado 05/02/2008 13:59:24 CET
EP

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Iniciar el tratamiento de los pacientes hipertensos de forma más precoz y enérgica en las fases iniciales de la enfermedad es la clave para evitar que la patología se desarrolle y pueda ser controlada, según se desprende de las conclusiones de la Reunión Anual de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) celebrada este fin de semana en Alicante.

Asimismo, se ha concluido que entre el 60 y el 70 por ciento de los pacientes cardiovasculares padecen hipertensión arterial y que más del 60 por ciento tienen cifras de colesterol superiores a las recomendadas por las guías clínicas, según informó hoy la SEC en nota de prensa. Estos datos indican que, "a pesar de que el grado de control de estos factores de riesgo va mejorando, todavía estamos lejos del control satisfactorio", apuntó presidente de la Sección de Hipertensión Arterial de la SEC, el doctor Vicente Bertomeu.

Al comparar los resultados de estos registros con los realizados en años precedentes, los cardiólogos han observado una mejora en el grado de control y en la forma de utilizar los fármacos. Sin embargo, "los objetivos no se cumplen debido a que se requiere una mejora en la estrategia de combinaciones terapéuticas, así como el inicio precoz del tratamiento", comentó el doctor Bertomeu.

Otro de los temas de la reunión se ha centrado en los factores de riesgo cardiovascular, haciendo especial hincapié en los beneficios de hacer ejercicio físico, el control de la hipertensión, el tabaco y el uso de las estatinas en los pacientes hipertensos. En este sentido, el doctor Bertomeu consideró que "el ejercicio físico es el mejor tratamiento posible, ya que no solamente ayuda a perder peso sino que además controla la frecuencia cardíaca, la capacidad funcional y mejora los niveles de ansiedad".