Carcedo recuerda que la agranulocitosis por 'Nolotil' es "excepcional" y los casos notificados se han dado en turistas

María Luisa Carcedo, Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza
Oscar del Pozo - Europa Press
Actualizado 13/11/2018 19:02:11 CET

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha explicado que los efectos secundarios del uso de medicamentos que contengan metamizol, como por ejemplo el 'Nolotil' o la 'Buscapina Compositum', son "muy excepcionales" y, por tanto, hay que "balancear" estos riesgos frente a sus ventajas. Además, ha destacado que existen evidencias de una posible predisposición genética a la agranulocitosis en pacientes ingleses y escandinavos.

Carcedo, en una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press, ha explicado que la recomendación de la AEMPS de no dar medicamentos que contengan metamizol a turistas se produce tras revisar la situación en España con motivo de la notificación reciente al Sistema Español de Farmacovigilancia de casos de agranulocitosis, particularmente en pacientes de origen británico.

Debido a que la agranulocitosis "sucede en excasísimas ocasiones", la ministra ha señalado que sería recomendable iniciar un estudio que observe qué factores son los que influye para que se produzca una mayor tasa de casos entre pacientes ingleses y escandinavos, asimismo considera que hay que observar "si tiene interacción con alguna otra sustancia que hayan ingerido".

"El principio de prudencia nos aconseja que se recomiende que no se prescriba en este tipo de pacientes", ha señalado, al tiempo que defendía su uso explicando que "es conocido este efecto secundario que es muy excepcional pero tiene otras ventajas, hay que balancear el efecto terapéutico que hace imprescindible su uso, minimizando el efecto secundario".

"Sabiendo que en un colectivo determinado es probable que se produzcan estos efectos, lo mejor que no se prescriba", ha concluido, no sin reiterar antes que "son conocidos los efectos secundarios" del 'Nolotil', ya que en España se lleva dispensando desde hace años.

Con todo ello, la AEMPS ha aconsejado que cuando sea necesario utilizar estos medicamentos en un tratamiento prolongado, se realicen controles hematólicos periódicos, incluyendo fórmula leucocitaria; si bien ha destacado la necesidad de que antes de prescribirlos se lleve a cabo una anamnesis detallada para evitar su uso en pacientes con factores de riesgo de agranulocitosis. Finalmente, ha recomendado informar al paciente de que interrumpa el tratamiento en casos de aparición de signos o síntomas sugestivos de agranulocitosis.

DESABASTECIMIENTO FÁRMACOS

Por otro lado, preguntada por un aumento en el desabastecimiento de determinados fármacos como el 'Dalsy' o el 'Adiro', ha explicado que las causas pueden ser varias, más allá de la que se apunta desde algunos sectores que achacan esta situación a la puesta en marcha del Brexit en Reino Unido. Así, ha señalado que se puede deber a una falta de materia prima, alguna cuestión relativa a su fabricación o a una mala previsión en las farmacéuticas. "Es decir hay varias causas", ha afirmado.

Ante esta situación, ha continuado, lo que se hace desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) es tratar con la industria para evitar que esto suceda, con una planificación de la fabricación y del suministro; evitando acopios en la distribución de algunas farmacias, para que haya un distribución equilibrada; y, a veces, desde el Sanidad se aprueba la autorización de fabricación de productos similares o fármacos de condiciones similares existentes en otros países

La ministra ha insistido en que "existe un conjunto de acciones por las que estamos intentando que no haya esa falta de principio activo al paciente", y, en caso de que evidenciar que falta el suministro, nos ponemos en contacto con las oficinas de farmacia para decir con qué producto lo pueden sustituir".

La ministra recuerda que en caso de desabastecimiento severo los pacientes deben acudir a su médico o especialista para que les recete el principio activo que puede sustituir al fármaco que no llega al mercado. No obstante, ha señalado que desde el ministerio se están "estableciendo medidas para que esto no ocurra, y que finalmente no haya desabastecimiento".

"Pero cuando haya desabastecimiento de una marca concreta se pueda sustituir con facilidad a través de las farmacias, y si esto no es posible debe intervenir el prescriptor, el médico que es el que conoce perfectamente al paciente", ha reiterado.