Carcedo presenta una orden ministerial que amplía la cartera de servicios de SNS

Actualizado 26/04/2019 15:10:18 CET
434606.1.500.286.20190426141458
Vídeo de la noticia

   MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha presentado este viernes al Consejo de Ministros, el último que se celebra antes de las elecciones generales del 28 de abril, una orden ministerial, QUE actualiza el Real Decreto 1030/2006, en la que se amplían la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y que, con una inversión de cinco millones de euros, reportará un ahorro de 20,5 millones.

Así lo ha informado Carcedo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha asegurado que estas nuevas prestaciones de la cartera de servicios, "que desde 1989 no se había ampliado", harán que el SNS sea más eficiente ya que están dirigidas a la prevención de enfermedades, como el cáncer de cérvix, y a la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad.

En concreto, la ministra ha avanzado que se ha incluido el cribado del cáncer de cérvix entre la población femenina española entre 25 y 65 años.
Así entre 25 y 34 años a través de citologías cada tres años, y en las edades comprendidas entre 35 y 65 años mediante la determinación del virus del papiloma humano de alto riesgo. En este caso, si la prueba es negativa, se repetirá la determinación a los 5 años, y si es positiva, se realizará una citología..

En relación a las mujeres mastectomizadas, la orden explicita que la
micropigmentación de la areola mamaria y el pezón forman parte de la
reconstrucción mamaria con el fin de garantizar que esta prestación se
ofrezca de forma homogénea en todo el Sistema Nacional de Salud.

Al mismo tiempo, la nueva cartera de servicios incluye facilitar un lector ocular u otro sistema de comunicación similar a pacientes con trastornos neuromotores graves con afectación de ambos miembros superiores e imposibilidad de comunicación oral o escrita. Con ello se pretende conceder una mayor autonomía y calidad de vida a estos pacientes.

"Son instrumentos que permiten interaccionar con un ordenador y que están dirigidos a pacientes con ELA o parálisis cerebral", ha apostillado Carcedo. Concretamente, estos instrumentos permiten interaccionar con ordenadores a través de sistemas de seguimiento del movimiento ocular y están especialmente indicados para personas con esclerosis lateral amiotrófica, trombosis de la arteria basilar, parálisis cerebral infantil, traumatismo craneoencefálico y mielinolisis pontina, con suficiente capacidad mental, intelectual, de aprendizaje y de control para su manejo.

Asimismo, se van a financiar otros 58 tipos de prótesis como, por ejemplo, prótesis de mama y de restauración facial, pabellones auriculares, globos oculares y prótesis de maxilares. También las prótesis auditivas: audífonos y recambios de componentes externos de implantes auditivos (implantes cocleares), así como recambios de componentes externos de implantes quirúrgicos (componentes externos del estimulador diafragmático o electroestimulador del nervio frénico).

Para todas ellas se determinan los tipos de productos incluidos, la complejidad de la elaboración, vida media y el importe máximo de financiación. Además, incrementa la edad de financiación de los audífonos, desde los 16 años actuales, hasta los 26 años de forma gradual.

Finalmente, la ministra de Sanidad ha destacado también al paciente pediátrico con leucemia linfoblástica aguda que ha sido tratado exitosamente, en el Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat (Barcelona), con la terapia genética CAR-T 19, bajo la cobertura por primera vez del SNS.

"Todo esto está demostrando que sus impuestos son útiles para el SNS porque es capaz de innovar y de trabajar para dar la máxima calidad y garantizar la equidad y universalidad para todas las personas que necesitan este tipo de tratamientos", ha dicho, para zanjar informando de que las prestaciones se aplicarán a partir del próximo 1 de julio y las comunidades autónomas tendrán un plazo de seis meses para aplicarlas de forma efectiva.