Publicado 26/09/2019 12:30CET

Carcedo destaca la importancia de que la sanidad privada se incorpore a la donación para no desperdiciar "ningún órgano"

La ministra de Sanidad, Consumo y Binestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, durante su intervención en la inauguración del acto institucional del Día Mundial para la Prevención del Suicidio.
La ministra de Sanidad, Consumo y Binestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, durante su intervención en la inauguración del acto institucional del Día Mundial para la Prevención del Suicidio. - Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha destacado la importancia de que los centros privados puedan acceder a la red de donación de órganos y tejidos para que no se desperdicie "ninguno" que pueda ser utilizado para salvar una vida.

La ministra se ha pronunciado así antes de reunirse con asociaciones de mayores para organizar los viajes del Imserso, y después de que la Comisión de Trasplantes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, donde están representadas todas las comunidades autónomas, haya aprobador por unanimidad el convenio suscrito este año, y publicado en el BOE, entre la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) para la incorporación de la sanidad privada en la red de donación de órganos y tejidos.

"Durante 27 años consecutivos somos líderes en trasplantes y cada vez estamos superándonos, pero ahora ya es una situación en la que es difícil superarse pero lo vamos a hacer, gracias a que hemos abierto la posibilidad de que el sector privado pueda extraer órganos, siempre y cuando reúnan las condiciones que se exigen", ha dicho la ministra en funciones.

Actualmente, prosigue, se están acreditando los centros de la sanidad privada que pueden participar en este proceso de donación de órganos y tejidos, por lo que "no se necesita más" que comprobar que cumplen con los requisitos pata hacer la extracción. "La idea es que no se desperdicien y se dejen de usar ningún órgano que pueda ser utilizado para salvar una vida", ha apostillado la ministra de Sanidad en funciones.

Según las primeras estimaciones realizadas, se espera que en unos cinco años la actividad de donación aumente en un 10 por ciento gracias a la incorporación de la sanidad privada.

Un centro privado puede participar en la actividad de donación de órganos y tejidos si recibe la autorización por parte del Sistema Nacional de Salud y de la comunidad autónoma para hacerlo en su propio centro, cumpliendo siempre los requisitos establecidos en la legislación española y habiendo suscrito un acuerdo por escrito con un hospital público de referencia que será el encargado de supervisar y tutorizarle.

También pueden sumarse a esta actividad si se le autoriza como hospital detector, es decir, que, tras cumplir los requisitos establecidos, pueda detectar a una persona que fallece en condiciones compatibles con la donación y trasladarlo a un hospital público de referencia para que sea allí donde se realice el proceso de obtención de los órganos y tejidos.

En este caso, tal y como ha detallado a Europa Press la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez, se les pide que tengan la figura de un coordinador, una serie de servicios mínimos y un acuerdo por escrito con el hospital privado donde se refleje "muy detalladamente" el protocolo de actuación ante estos casos.