Cantabria.- El presupuesto del SCS, 749,5 millones, permitirá preservar el modelo sanitario, dice Buruaga

Actualizado 16/11/2012 15:18:48 CET
La consejera de Sanidad en la comparecencia
GOBIERNO

SANTANDER, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presupuesto del Servicio Cántabro de Salud (SCS) para 2013 asciende a 749,5 millones de euros, un incremento del 2,7 por ciento, y permitirá preservar el modelo sanitario "público, universal, gratuito y de calidad, ahora también eficiente y sostenible".

Así lo ha asegurado este viernes la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, durante su comparecencia en comisión parlamentaria para exponer el presupuesto de su departamento para 2013, quien ha destacado que el incremento del SCS es "probablemente el único y el mayor" de todo el Sistema Nacional de Salud y se eleva a 60 millones de euros.

Los recursos humanos se llevan el 48,2% del total, 361,5 millones, donde la consejera ha destacado el "extraordinario esfuerzo" por parte de los profesionales sanitarios y del personal estatutario "que es imprescindible mantener".

La Atención Primaria tendrá una dotación de 242 millones, la Especializada, 474 millones; Dirección y Servicios Generales contarán con 14,4 millones y se destinarán más de 19 a formación de personal sanitario.

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla contará con un presupuesto de 346 millones (un incremento del 19,8%); el Hospital de Sierrallana con 73,4 millones (12,1% de incremento); y el de Laredo con 39,8 millones, una disminución del 19,5% por la desarticulación del Área única de Laredo.

En relación al presupuesto sanitario, que suma 773,15 millones (2,6% más) y con el que se destinarán 1.350 euros a cada cántabro, se caracteriza por su "compromiso sin precedentes" con el saneamiento financiero y la solvencia del sistema sanitario, donde Buruaga ha destacado el incremento de 75 millones (44%) de la farmacia hospitalaria, el ahorro de 11,1 millones en la farmacia comunitaria en cuatro meses, y el pago de los intereses de la deuda, 5,8 millones en 2013.

Por lo que se refiere a las inversiones, que ascienden a 9,9 millones, se prevé una partida de 600.000 euros para la puesta en marcha del servicio de urgencias pediátricas de Sierrallana, aunque el grueso está destinado al pago de financiación estructurada (5,3 millones).

La consejera también se ha referido al Plan Integral de Reducción de Listas de Espera 2012-2015, con una partida de ocho millones, y la extensión en 2013 de la receta electrónica a Atención Especializada. Y ha anunciado que la Fundación Marqués de Valdecilla contará con 17,4 millones y el IFIMAV con 6,4 millones.

Por su parte, el presupuesto del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) crece un 0,7%, hasta los 203,5 millones, concentrando el 75,6% del total en la atención a las personas.

El programa de prestaciones y servicios sociales se reduce en 1,2 millones mientras que el de promoción de la vida autónoma y atención a la dependencia se incrementa en 6,1 millones. La renta social básica se "blinda", con un incremento del 85% y 14,8 millones; las estancias concertadas tendrán una dotación de 66 millones; y las prestaciones por cuidado en el entorno familiar aumenta un 20%, hasta los 34,8 millones.

CRÍTICAS

Según Buruaga, el presupuesto de su departamento avala el compromiso del Gobierno "con las personas y la cohesión social", una valoración que no comparte la oposición.

Así la diputada socialista y exconsejera de Servicios Sociales, Dolores Gorostiaga, ha afirmado que el presupuesto "no garantizan ni mejor sanidad ni profesionales más incentivados, ni que vamos a esperar menos para que nos atiendan ni que nuestro hospital vaya a seguir siendo 100% público".

Tampoco garantiza, ha continuado, que los servicios sociales "se vayan a fortalecer porque detrás de cada una de sus previsiones hay incertidumbres, como las de las personas dependientes que no saben si llegarán a 2015 para poder recibir una prestación".

Por su parte, la parlamentaria regionalista, Concepción Solanas, ha lamentado que el presupuesto es "más de lo mismo", sin inversiones para mejorar la calidad, es "plano" y no define un modelo sanitario, además de que no garantiza un gasto mejor ni una mejora de la salud de los cántabros.

La también diputada del PRC, Rosa Valdés, ha manifestado que los regionalistas no confían en las cuentas del PP porque "no son de fiar" y ha acusado al Gobierno de estar "prescindiendo de lo imprescindible", "desmantelando" servicios y asestando un "golpe mortal" a la dependencia.

Buruaga ha replicado que lo que la oposición llama "recortes" son las medidas que hacen posible el "rescate" del sistema. "No es fácil ni placentero pero estamos manteniendo los servicios y prestaciones buscando la máxima equidad y justicia".

Por su parte, el parlamentario 'popular' Eduardo Van den Eynde ha destacado la "apuesta inequívoca por la sanidad y las política sociales públicas", y que con él se elimina el "cajonazo".

Lo más leído

  1. 1

    Descubren que la combinación de dos medicamentos revierte la artrosis en ratas

  2. 2

    Los peligros del abuso de antiinflamatorios

  3. 3

    Los riesgos cardiovasculares del uso de marihuana

  4. 4

    OMS: la "preocupación" del coronavirus es su transmisión entre humanos en grandes ciudades

  5. 5

    Las 5 preguntas más frecuentes sobre el colesterol