Publicado 10/11/2021 14:23CET

Cantabria no se plantea nuevas medidas ante el aumento de la incidencia por la poca repercusión hospitalaria

Archivo - Gente paseando por Santander con mascarilla
Archivo - Gente paseando por Santander con mascarilla - GOBIERNO - Archivo

SANTANDER, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad no se plantea de momento adoptar nuevas medidas ante el aumento de la incidencia de Covid-19 en Cantabria porque está teniendo "muy poca repercusión" a nivel hospitalario.

Así lo ha afirmado hoy, a preguntas de la prensa, su titular, Miguel Rodríguez, que ha recordado que sigue vigente el Documento de Acciones Coordinadas de junio, por lo que si la incidencia llegase a límite alto o muy alto, sí "tendríamos que implementar medidas", ha advertido.

Rodríguez ha indicado que "era esperable" un aumento de la incidencia de casos de coronavirus en la región, pero se ha mostrado "esperanzando" de que la situación se mantenga, sin necesidad de adoptar medidas, pero usando con mascarilla y respetando la distancia de seguridad.

"Nos preocupan los contagios aunque no lleguen al hospital; por eso insisto en usar mascarilla y distancia social", ha dicho.

Rodríguez ha descartado que "de momento" se apliquen medidas restrictivas si la incidencia asciende a nivel medio, que sí serían necesarias si sube a alto.

El consejero ha explicado que el aumento de la incidencia "era esperable" porque es algo que está sucediendo en todo nuestro entorno, especialmente en el norte del país y Cantabria "no es una excepción", además de que en los países europeos es "muchísimo más alta".

Al respecto, Rodríguez ha precisado que la incidencia cree en Cantabria "a un ritmo lento" y ha sido por "efecto claro" del puente del 1 noviembre, cuando ha aumentado la interacción social "y eso tiene su reflejo" ahora.

En este escenario, el consejero ha confiado en no llegar a implantar nuevas restricciones pero siempre que se mantenga el uso de la mascarilla y la distancia social, ha reiterado. "Ese es el elemento clave para que la incidencia no siga aumentando y no lleguemos a tener que poner otro tipo de medidas", ha insistido.

Además, dado el alto porcentaje de vacunación que tiene Cantabria, puede haber un aumento de la incidencia pero no tenga una repercusión importante. "Y de hecho, no la está teniendo, ni en ingresos hospitalarios ni en UCI, donde está en los niveles más bajos en muchísimos meses".

"Soy esperanzador pero también quiero lanzar un mensaje de prudencia: tenemos que seguir con la mascarilla y la distancia social, es algo imprescindible", ha remarcado.

El consejero se ha pronunciado así tras presentar, junto con la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y la presidenta del Colegio de Enfermería, María Luz Fernández, el I Congreso de Enfermería Integrativa de Cantabria.

Contador