Cantabria.- Colegio de Médicos y Santander reiteran la necesidad de concienciar sobre la prevención en temas de salud

Actualizado 17/10/2012 12:56:12 CET
- USP HOSPITALES/ FLICKR

Cantabria atiende a más de 2.000 pacientes con dolor crónico en las unidades del dolor de la región

SANTANDER, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Médicos de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander han reiterado este miércoles la necesidad de concienciar a la población sobre la importancia de la prevención en los temas de salud.

Así lo indicaron el presidente del Colegio de Médicos y el concejal de Familia y Servicios Sociales, Tomás Cobo y Antonio Gómez, respectivamente, con motivo de la celebración del Día Mundial del Dolor.

"Nuestro objetivo último, además de informar y formar, pasa por proporcionar datos clave que faciliten la protección y mejora de la salud de los ciudadanos, sensibilizando y estimulando su participación activa en el cuidado de la salud", afirmaron.

Tanto Cobo como Gómez explicaron que el 17,9 por ciento de la población mundial sufre algún tipo de dolor y precisaron que "la mayor parte de los pacientes pertenecen al sexo femenino, en una edad comprendida entre 55 y 70 años, y padecen principalmente dolor crónico de origen lumbar degenerativo o inflamatorio".

Cobo y Gómez recordaron que en Cantabria existen dos unidades de tratamiento de dolor crónico, en los hospitales de Sierrallana y en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que atienden a más de 2.000 pacientes al año.

Igualmente existen tres unidades de Cuidados Paliativos en Valdecilla, Sierrallana y Laredo que velan por el tratamiento del dolor en pacientes oncológicos.

Asimismo, precisaron que existe en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) una Comisión Interhospitalaria encargada de elaborar los protocolos y guías para el tratamiento del dolor agudo postoperatorio con el objetivo de conseguir en la región el hospital sin dolor.

Para los responsables del Colegio de Médicos y de Servicios Sociales la redefinición de dolor y la reclasificación por parte de la OMS de ciertas formas de dolor crónico como una enfermedad "per se", promoverá aún más el reconocimiento explícito del Tratamiento del Dolor como un Derecho Humano Fundamental, como es el caso con otras enfermedades y otros problemas de salud.

PERSONAS CON SOBREPESO

Tanto la obesidad como el dolor crónico se relacionan con los antecedentes familiares y con los trastornos del estado de ánimo, sugiere un estudio reciente. Investigaciones anteriores han mostrado que las personas que tienen sobrepeso están en mayor riesgo de dolor crónico, sobre todo debido al exceso de peso sobre las articulaciones. Los trastornos de dolor más comunes relacionados con el sobrepeso y la obesidad son el dolor de espalda baja y la osteoartritis.

En este sentido, Cobo y Gómez señalaron que, de acuerdo con el derecho internacional de los Derechos Humanos, "los gobiernos deben tomar las medidas necesarias para enfrentar una crisis profunda de salud que afecta a millones de personas cada año.

Asimismo, subrayaron que éstos han de poner en práctica las acciones necesarias para asegurar que las personas tengan acceso adecuado al tratamiento del dolor.

Por último, recalcaron que el uso médico de los estupefacientes continuará siendo indispensable para mitigar el dolor y deben adoptarse las medidas necesarias para garantizar la disponibilidad de estupefacientes con tal fin.

"En la mayoría de los casos, si no es en todos, este dolor por el cáncer podría aliviarse si se aplicaran los conocimientos médicos y terapéuticos actuales", coincidieron el responsable del Colegio de Médicos y de los Servicios Sociales municipales, quienes concluyeron que hay una brecha en materia de tratamiento: la diferencia entre lo que puede hacerse y lo que se hace para luchar contra los dolores por cáncer.