El cáncer de mama y de ovario aumenta en las personas que heredan fallos en los genes BRCA1 y BRCA2

Actualizado 28/06/2007 19:13:29 CET

MADRID, 28 Jun.(EUROPA PRESS)

Las mujeres que heredan fallos en los oncogenes BRCA1 y BRCA2, están predispuestas a una mayor incidencia de cáncer de mama y de ovario, según han demostrado las conclusiones de los estudios ICEBERG (Colaboración internacional de expertos para la investigación y educación de BRCA mediante genética, en sus siglas en inglés).

Los genes BRCA1 y BRCA2 están implicados en la reparación del ADN, y cuando esta función se ha perdido debido a una mutación, las células no son capaces de reparar la ruptura del ADN, según los estudios ICEBERG. Se parte de la hipótesis de que los inhibidores PARP actúan inhibiendo la reparación del ADN en las células tumorales con BRCA defectuoso, sobrecargando por tanto estas células con ADN dañado y matándolas de forma selectiva, según informó la compañía farmacéutica AstraZéneca en un comunicado.

Los estudios ICEBERG tienen como objetivo evaluar la capacidad de AZD2281, un inhibidor del PARP (poli ADP-ribosa polimerasa), para tratar a pacientes con cáncer de mama o de ovarios asociados a una mutación germinal en uno de los oncogenes BRCA1 o BRCA2.

Fiel a este objetivo se ha mostrado el investigador principal de los ensayos y oncólogo médico, el doctor Andrew Tutt, quien afirmó al haberse demostrado el potencial de los inhibidores del PARP que espera que los resultados "den lugar al desarrollo de un tratamiento a medida" para el cáncer de mama y ovario.

El presidente de los laboratorios Myriad Genetic, Gregory Critchfield, aludió a la prueba BRACAnalysis de Myriad como un método "de demostrada sensibilidad" para detectar mutaciones en BRCA1 y BRCA2 e incide en que hoy "es mas importante que nunca" conocer si existen o no mutaciones en citados oncogenes.