Actualizado 28/04/2010 16:08 CET

Canarias.-Roldós dice que nuevo edificio del HUC ha salido a precio de "piso barato",pero el PSOE denuncia "despilfarro"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, ha asegurado este miércoles que "el metro cuadrado del nuevo edificio de actividades ambulatorias del Hospital Universitario de Canarias ha costado menos de 2.000 euros, igual que el precio de un piso barato". "Es algo más que un centro de actividades ambulatorias, es un salto espectacular para ponerlo a la orden de los ciudadanos", dijo.

A pesar de esto, la diputada del PSOE, Dolores Padrón, explicó en el Pleno del Parlamento regional que la instalación ha costado "más del doble de lo necesario" y le preguntó a la consejera el precio final ya que según sus cuentas "ha costado unos 100 millones de euros y no tenemos todas las partidas". "Es un derroche del Gobierno de Canarias que no va a saber explicar a los canarios", dijo para pedir que "se fiscalice con rigurosidad" y concluyó que "el gasto debe ir realmente a sanidad".

Roldós planteó que las instalaciones sólo se han inaugurado una vez, el pasado 12 de abril. Señaló que los servicios se están trasladado "poco a poco, sin molestias ni dejar de ofrecer los servicios a los ciudadanos". "Con tranquilidad", apostilló.

Explicó en este punto que la instalación cuenta con todas las autorizaciones preceptivas. Entre ellas destacó las de la Consejería de Industria sobre seguridad de las instalaciones y de los usuarios.

Aquí felicitó a los trabajadores del HUC y manifestó que "si han sido capaces de estar entre los seis mejores hospitales del país, cuando funcione en totalidad mejoraremos posiciones". "Está exento de licencia de apertura, solamente requiere el trámite de cooperación administrativa, que es el que hemos realizado. A día de hoy no hay problema", añadió para referirse a una conversación telefónica con el alcalde de La Laguna.

"Ni despilfarro, ni mala gestión, ni derroche", sentenció la consejera canaria que afirmó que "ya está bien de que se dediquen a desacreditar los servicios públicos de Canarias" y recordó la deuda del Gobierno socialista con la sanidad del archipiélago de "más de 1.400 millones de euros".

En este punto, Padrón explicó que es una obra que habla de la "desesperanza" y recordó que es una obra "inacabada y que no se encuentra a pleno rendimiento, pero que ha sido inaugurada una, dos o tres veces". Recordó que inicialmente contemplaba un presupuesto de 34,4 millones y una ejecución de 27 meses. "Han pasado nueve años y cinco meses desde que debía estar en funcionamiento y no sabemos cuánto se ha gastado en esta obra. La empresa dijo en 2007, que eran 73 millones de euros, más del doble de lo previsto", expuso.

"Me congratulo de la puesta en marcha", admitió pero aclaró que "no soy cliente, sino usuaria de la sanidad pública". "Nadie me va a decir cómo usuaria cómo está ahora. No sé si sólo ha visto lo que le han enseñado", le dijo a la consejera. Asimismo planteó que estará más contenta cuando se finalicen los hospitales del norte y sur de Tenerife.

76.000 EUROS EN PRESENTACIÓN

Insistió en solicitar que la Audiencia de Cuentas investigue porque se ha invertido un 147 por ciento más de lo previsto. "No puedo hacer dogma de fe cuando se piensa en los clientes y rentabilidad", ironizó para denunciar que se gastaron 76.000 euros en costes de elaboración y presentación audiovisual de las obras. "Eso es un derroche, que no quieren los canarios. Nos alegramos de que funcione, pero queremos dinero que se gestione bien", repitió.

Por su parte, la diputada del PP, Cristina Tavío, indicó que se trata de "algo más" que un edificio de actividades ambulatorias. Aquí felicitó a la Consejería de Sanidad y a los empleados del Hospital Universitario de Canarias.

Tavío admitió que se ha retrasado "en demasía", pero expuso que no hay "cuestiones oscuras detrás". Aquí negó que se trate de un edificio para la "desesperanza".

Por su parte, el diputado de CC, José Izquierdo, admitió que se estaba previsto gastar 34 millones, pero que "gracias al sentido común que lo modificó se hizo una ampliación hacia abajo y se ha podido tener cirugía mayor, radiología, unidad de radioterapia y habitaciones". Añadió aquí que finalmente se sumaron 19 millones de euros.

Izquierdo criticó que el PSOE nunca se haya opuesto a las ampliaciones en el consejo de administración. Aquí el nacionalista expuso que en Canarias es habitual que los responsables acuden a la puesta de la primera piedra, visitas mientras avanzan las obras y la inauguren.

Por último, el nacionalista señaló que lo importante es que se inauguren y no que se incumplan las promesas. "Se ha dado un salto cuantitativo para la sanidad", subrayó.