Publicado 19/05/2022 14:18

Canarias notifica un caso de sospecha de viruela del mono en Gran Canaria

Archivo - Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín
Archivo - Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín - GOBIERNO DE CANARIAS - Archivo

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha notificado este jueves un caso de sospecha de viruela del mono en la isla de Gran Canaria.

Según ha informado el departamento regional, se trata de un paciente que está siendo atendido en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, sin que haya requerido ingreso hospitalario y que se encuentra en estudio en coordinación con el Centro Nacional de Microbiología, que confirmará o descartará el caso en cuestión.

El paciente es varón joven que tras la encuesta epidemiológica realizada reúne los criterios de notificación y perfil de casos que el Ministerio de Sanidad ha registrado como alerta de infección por viruela del mono, conocida también como Monkeypox.

Por su parte, Sanidad ha incidido en que dada su evolución favorable debe continuar su proceso en domicilio con el seguimiento correspondiente.

La infección por viruela del mono es una enfermedad poco frecuente hasta ahora que cursa con fiebre, dolor de cabeza, inflamación en los ganglios y erupciones en manos y cara, similar a la producida por la Varicela.

Su transmisión se produce por vía respiratoria, no obstante los casos sospechosos de infección actuales responden a contacto con mucosas durante las relaciones sexuales.

Mientras, el Gobierno de Canarias ha indicado que el caso en investigación se notificará este jueves al Ministerio de Sanidad y al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), tal y como indican los protocolos.

El pasado 15 de mayo el Reino Unido lanzó una alerta sanitaria a la OMS, de acuerdo al reglamento sanitario internacional, tras detectar los cuatro primeros casos en Europa.

Dicha alerta ha activado el protocolo en todos los centros sanitarios del Servicio Canario de la Salud con el objetivo de detectar precozmente los posibles casos que pudieran detectarse.