CANARIAS.-El Hospital Universitario de Tenerife reconoce problemas en cirugía cardiaca en 2005 y 2006, que ya han sido resueltos

Actualizado 29/03/2008 22:21:09 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario de Canarias (HUC), ubicado en la isla de Tenerife, ha asumido los datos de una auditoría externa encargada por el centro en la que se apuntaban deficiencias en los servicios de cirugía cardiaca y una mortalidad por encima de la media nacional durante 2005 y el primer semestre de 2006, con cuyas conclusiones se puso un marcha un plan que ha situado la tasa de riesgo en el 7,9% en 2007, "similar a la media del resto de hospitales españoles".

Por ello, el HUC manifestó hoy en un comunicado su "total respaldo y apoyo a todos los profesionales" del centro que "dan lo mejor de sus conocimientos, habilidades y profesionalidad para ofrecer un servicio seguro y de calidad a todos los usuarios del Servicio de Cirugía Cardiaca".

Asimismo, mandó un mensaje de "tranquilidad y confianza" para la población, "que puede tener la total seguridad de que el servicio que les ofrece el HUC en el Área de Corazón se encuentra dentro de los estándares de calidad exigibles a cualquier centro hospitalario nacional".

En concreto, la citada auditoria externa fue desarrollada por la Sociedad Española de Cirugía Cardiovascular a solicitud de la Dirección del Hospital Universitario de Canarias y tuvo por objetivo el de desarrollar nuevas propuestas.

A raíz de las conclusiones de la auditoria, y tras presentar los resultados a la totalidad del servicio de Cirugía Cardiaca, se implantó un plan, consensuado con los miembros del mismo y tutelado y supervisado desde la Dirección Médica del Hospital, informó el Hospital.

Entre las medidas adoptadas destacan la creación dentro de la UVI de una sección para los pacientes cardiovasculares, la adopción de un protocolo de prevención y tratamiento de sangrado post quirúrgico precoz, el programa de coordinación entre anestesistas, perfusionistas, cirujanos cardiacos e intensivistas, profesionales que participan en este tipo de intervenciones o la reducción de la estancia preoperatoria, y la estancia en UVI.

Además, también se adoptó un plan de actividad extraordinaria para intervenir a pacientes de riesgo medio, se determinó el incremento del volumen quirúrgico por cirujano y el desarrollo de un seguimiento periódico y pormenorizado de la actividad y mortalidad de los pacientes intervenidos en esta área, además del diseño de nuevos proyectos de investigación financiados por el Fondo de Investigación Canaria (FISS) o la Fundación Canaria de Investigación y Salud (FUNCIS).

UN "ÚNICO" CIRUJANO EXPULSADO.

El centro médico explicó que el doctor Díaz de Tuesta es "el único cirujano expulsado porque que es el único que tiene en su haber dos expedientes disciplinarios".

"El primero de ellos se instruye en junio de 2005 y como consecuencia del mismo, y una vez resueltos los diversos recursos por parte del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, se acredita la comisión de dos faltas muy graves por transgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza en el desempeño de su trabajo al no acudir al hospital tras ser requerido estando de guardia localizada, una falta muy grave por indiscreción, negligencia o falta de ética profesional y dos faltas graves de esta misma naturaleza", señaló.

El segundo expediente disciplinario se instruye en junio de 2006, con resultado de una resolución de despido "por la comisión de dos faltas muy graves por transgresión de la buena fe contractual, una falta muy grave por indisciplina en el trabajo y una falta grave por pronunciar insultos dirigidos a un compañero durante un acto de servicio". En la última sentencia, se afirma que "una de las faltas es motivo suficiente de despido, dando la razón al centro sanitario", aunque el despido no fue considerado procedente "por un error de formalidad encontrándose prescrito por superar el tiempo tipificado por ley para llevar a cabo la sanción tras la falta", lo que ha supuesto que el Consorcio Sanitario de Tenerife ha interpuesto un recurso ante esta sentencia.

"MÁS TRANQULIDAD" DESDE LA EXPULSIÓN.

Así, el HUC ha querido dejar claro que "no existe ninguna relación entre los diferentes expedientes disciplinarios y las denuncias en el Servicio, habiéndose continuado con la realización de la auditoria independiente de la evolución que seguían esos procedimientos". De hecho, la propia auditoria afirma que la marcha de dicho cirujano "ha restaurado cuando menos un clima de mayor sosiego entre los cirujanos restantes, como se ha podido evidenciar con claridad".

"Los auditores que realizaron el estudio contaron siempre, como no debe ser de otra manera, con toda la documentación necesaria para llevar a cabo su trabajo", insisten.

455 PACIENTES ATENDIDOS EN 2007.

El Hospital asegura que durante 2007 ingresaron en la planta del servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Universitario de Canarias (HUC) 455 pacientes y 625 acudieron a la consulta de esta especialidad. De ellos, cerca de 300 fueron intervenidos quirúrgicamente por profesionales que componen este servicio, 238 de estas operaciones se realizaron bajo circulación extracorpórea, con un riesgo del 7,9%.

Las intervenciones más frecuentes que se realizan en el servicio son la colocación de bypass coronarios y la reparación o sustitución de válvulas, normalmente de un riesgo medio y alto. En ocasiones, se realizan operaciones muy complejas como la que realizó este equipo cuando colocó un marcapasos de 3,4 x 2,5 centímetros a un niño prematuro de 26 semanas, y que fue "referencia" para otros centros sanitarios del país por haber pocos casos de este tipo de intervenciones a un niño con este peso.

El centro hizo hincapié en que los pacientes atendidos durante 2007 otorgaron un "sobresaliente" a Cirugía Cardiaca en la valoración realizada en al Encuesta de Satisfacción al Alta hospitalaria, evaluándose aspectos como la asistencia prestada por el centro, la atención recibida tanto por los médicos como por el personal de enfermería, la información que se le dio sobre la evolución de la enfermedad y de las pruebas y los consentimientos informados, entre otros.