Publicado 11/06/2021 15:42CET

Canadá aprueba un programa del Centro para la Adicción para usar el cigarrillo electrónico como freno al tabaquismo

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad canadiense, a través de su Programa de Adicciones y uso de Sustancias, ha dado luz verde a la iniciativa puesta en marcha por el Centro para la Adicción y la Salud Mental (CAMH, por sus siglas en inglés) que sitúa el vapeo en el centro de la estrategia para la reducción del riesgo en el consumo de esa sustancia adictiva.

En su preparación, ambas instituciones han revisado la evidencia científica publicada hasta principios de este mismo año con la intención de impulsar una batería de recomendaciones que sirva para orientar a aquellos fumadores que buscan consumir nicotina de una forma mucho más segura.

Así, el CAHM, el hospital docente de salud mental más grande de Canadá, recoge en una de sus infografías, que "el cigarrillo electrónico puede ser una alternativa efectiva y de menor riesgo para los consumidores de tabaco que no son capaces de dejarlo por otros medios".

Sin embargo, el texto advierte que los usuarios duales, es decir los que consumen tanto tabaco como cigarrillos electrónico "aumentan su exposición a sustancias químicas nocivas". Como solución ese organismo recomienda "pasarse por completo al vapeo, pues se reducirá dicho riesgo y aumentarán a la par nuestras posibilidades de no volver a fumar".

El CAHM asegura, además, que las revisiones sistemáticas realizadas hasta la fecha demuestran cómo el uso diario de los dispositivos de nueva generación se asocia con un mayor éxito en el abandono del hábito tabáquico entre los fumadores, posicionándose de esta manera como un medio seguro para dejar el tabaco.

Esta iniciativa se suma a la política canadiense en torno al cigarrillo electrónico tras la aprobación de la ley Tobacco and Vaping Products Act (TVPA) en 2018, enfocada en brindar una imagen transparente en torno a estos dispositivos con el doble propósito de regular tanto su uso como comercialización y presentarlos como una herramienta efectiva para apagar definitivamente el cigarrillo.

Contador