Actualizado 04/09/2017 18:13 CET

La campaña 'El precio de las cosas' denuncia el retraso diagnóstico del mieloma múltiple en España

Campaña 'El precio de las cosas' de AEAL
AEAL

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL) ha lanzado la campaña 'El Precio de las Cosas' para denunciar el retraso diagnóstico que sufren los pacientes con mieloma múltiple en España, hasta dos años en algunos casos que resultan clave en su pronóstico a medio y largo plazo.

Este tumor es un tipo de cáncer de la médula ósea ocasionado por una degeneración maligna de las células plasmáticas, y en España se estima que hay aproximadamente 12.000 pacientes y unos 2.000 nuevos casos anuales.

La campaña coincide con la celebración del Día Mundial del Mieloma Múltiple, que se celebra este martes 5 de septiembre, y busca sensibilizar sobre la sintomatología de la enfermedad que "suele pasar inadvertida para los profesionales de Atención Primaria", ha denunciado la presidenta de esta entidad, Begoña Barragán.

Los síntomas más comunes del mieloma múltiple son el dolor óseo, bajo recuento sanguíneo, hipercalcemia (altos niveles de calcio en la sangre), problemas renales e infecciones recurrentes.

La mayoría de los problemas médicos relacionados con el mieloma son causados por la acumulación de las células del mieloma en la médula y la presencia de paraproteínas en la sangre o en la orina. Además, la enfermedad ocasiona una alteración en la estructura de los huesos haciéndolos frágiles y aumentando el riesgo de fracturas, lo que conduce a la pérdida de autonomía de los paciente.

La iniciativa de AEAL se basa en 'anuncios' que publicitan productos cotidianos cuyo valor se determina en tiempo, de manera que se cree una expectación visual que sirva como metáfora para expresar el retraso que sufren los pacientes a la hora del diagnóstico de su enfermedad.

"Con la campaña queremos reflejar el precio que tenemos que pagar si dejamos pasar el tiempo. Los pacientes con mieloma múltiple tardan hasta dos años en ser diagnosticados, período durante el cual la enfermedad avanza", según Barragán.