Actualizado 02/03/2012 12:33:12 +00:00 CET

Caen las infecciones por VIH en EE.UU entre usuarios de drogas inyectables

CHICAGO, 2 Mar. (Reuters/EP) -  

   Las infecciones por VIH entre usuarios de drogas inyectables se han reducido a la mitad en la última década en Estados Unidos, pasando del 18 por ciento que se infectaban en 1990 al 9 por ciento que se infectan en la actualidad. La mala noticia es que se ha reducido también el uso de test del VIH, a pesar de que se siguen practicando conductas de riesgo como el uso compartido de jeringuillas.

   Así lo advierte un estudio realizado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés), en base a una encuesta realizada en 2009 sobre 10.000 personas de 20 áreas urbanas, que preguntó a individuos con VIH sobre sus conductas de riesgo y el uso de los servicios de prevención del VIH.

   Según explica el epidemiólogo del CDC Cyprian Wejnert, "a pesar de que hemos visto un descenso de las nuevas infecciones por VIH, un importante número de usuarios de drogas inyectables de las grandes ciudades estadounidenses están infectados por el VIH y sus conductas de riesgo siguen siendo bastante frecuentes". "Vimos que el 9 por ciento de los usuarios de drogas inyectables tenían VIH y la mitad de ellos no eran conscientes de tener esta infección", destacó.

   Además, descubrieron que una tercera parte de los usuarios de drogas inyectables que participaron en esta encuesta reconocieron que compartían jeringuillas, la mayoría habían mantenido en el último año relaciones sexuales sin protección y más de la mitad habían tenido más de una pareja sexual.

MENOR USO DEL TEST DEL VIH

   El estudio también mostró que las tasas de test de VIH que se practicaban en esta población de riesgo estaban cayendo. "Aunque los CDC recomiendan hacerse la prueba del VIH al menos una vez al año, sólo el 49 por ciento (...) dicen que se han sometido a esta prueba en los últimos 12 meses", apunta Wejnert, explicando que esto representa una importante caída en relación con la encuesta de 2005-2006.

   Para la directora adjunta de la División de Prevención del VIH/sida del CDC,

Amy Lansky, los resultados de esta encuesta se utilizarán para focalizar los esfuerzos de prevención del CDC sobre la población de riesgo.

   "Lo que los datos de este informe muestran es que necesitamos continuar con nuestros esfuerzos para expandir el test del VIH y mejorar la práctica de pruebas", ha señalado, añadiendo que el CDC también necesita centrar sus esfuerzos de prevención en que su mensaje llegue a más usuarios de drogas inyectables.

   Los esfuerzos de prevención incluyen medidas como ofrecer preservativos o el tratamiento de la drogadicción. Sin embargo, el CDC no puede distribuir agujas limpias porque los legisladores de Estados Unidos recuperaron, el pasado diciembre, la prohibición de usar fondos federales para financiar este tipo de programas.

   Cerca de 1,2 millones de americanos tienen VIH y uno de cada cinco adultos en Estados Unidos con VIH no saben que están infectados. Tras caer de forma significativa desde que pasara el pico epidémico, las tasas de VIH en Estados Unidos se han estabilizado, pero las bolsas de infección persisten, sobre todo en los grupos de riesgo, como los jóvenes y los hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres.