Uno de cada sesenta hogares españoles sufre un caso de enfermedad avanzada o terminal al año

Actualizado 07/10/2011 17:23:57 CET
Cuidados Paliativos A Un Enfermo En Un Hospital
HOSPITAL LAGUNA

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) ha advertido, con motivo de la celebración este sábado, día 8 de octubre, del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, que esta situación afecta cada año a aproximadamente uno de cada 60 hogares españoles y que, si no se ponen los medios adecuados, el sufrimiento puede llegar a ser intenso.

En España hay unas 250.000 personas afectadas, entre las que se encuentran 5.000 niños, para las cuales los cuidados paliativos emergen como la respuesta más eficaz. Sin embargo, únicamente hay una infradotación acusada de camas de paliativos en hospitales de agudos y sólo existen dos unidades de día para adultos y tres dispositivos para niños en el país. Existe una gran variabilidad en la prestación de estos cuidados, que genera desigualdades geográficas, y que afectan especialmente a los pacientes no oncológicos (en su mayor parte mujeres), a los niños, y a quienes viven en entornos rurales, según ha informado la SECPAL.

No obstante, el modelo de prestación de cuidados paliativos está perfectamente descrito. Hoy en día, y en manos de equipos expertos, está confirmada la ausencia de sufrimiento moderado o intenso durante la última fase de la vida. El dolor y otros síntomas comunes durante la fase terminal de la enfermedad se controlan hasta hacerse leves y soportables, o incluso hasta desaparecer por completo, ha señalado el doctor Javier Rocafort, presidente de SECPAL.

En tiempos de crisis, además, el modelo de prestación de cuidados paliativos demuestra su especial eficiencia pues ahorra recursos para el sistema sanitario, dado que estos cuidados, cuando se prestan con alta calidad, disminuyen la frecuentación de urgencias hospitalarias y comunitarias, el número y la duración de los ingresos hospitalarios, y la realización de pruebas complementarias prescindibles, ha añadido el doctor Rocafort.