Una de cada cuatro personas siente miedo al pensar en hacerse la prueba del VIH

Actualizado 30/11/2012 15:57:29 CET
Prueba del VIH
CESIDA

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 25,71 por ciento de las personas siente miedo al pensar en hacerse la prueba del VIH, de ellas, el 16,7 por ciento confiesa que experimenta mucho miedo, según un estudio realizado por Apoyo Positivo en colaboración con Calcsicova y Avacos, entidades que pertenecen a CESIDA.

El estudio, que se presenta con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el VIH que se celebra el próximo 1 de diciembre, se ha realizado con la tecnología de reconocimiento facial de 'Emotion Explorer Lab' que permite el registro de emociones ante diferentes estímulos.

La sensación de miedo podría proceder de la creencia, según el 58,94 por ciento de los encuestados, de que la sociedad ve irresponsables a las personas VIH positivas. El componente social también influye, al considerar el 78,81 por ciento que existe discriminación social hacia las personas con VIH.

"La sensación de miedo ante la prueba del VIH nos preocupa especialmente. Diversificar el acceso a la prueba y normalizarla sería una forma segura, rápida y efectiva de controlar la epidemia", ha señalado el secretario de CESIDA, Jorge Garrido

De hecho, prosigue este experto, aumentar el acceso a la prueba reduciría el diagnóstico oculto de VIH, y por otra parte, "un diagnóstico precoz reduciría los costes sanitarios y las tasas de infección".

ENTREGA DE FIRMAS

Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el VIH, la Coordinadora de CESIDA ha hecho entrega a la institución de las más de 79.000 firmas recogidas en contra del Proyecto de Ordenanza Reguladora del Taxi, que menciona que para obtener la licencia de taxista es necesario "no padecer enfermedad infecto-contagiosa".

Para CESIDA, esta normativa es una "discriminación" hacia las personas con VIH porque deja "sin posibilidades" de obtener la licencia de taxi a estas personas y reduce sus posibilidades de integración laboral y social.

Por otro lado, se ha leído un manifiesto suscrito por las más de 120 entidades de VIH/Sida que existen en España y que son miembro de CESIDA. El texto recoge la denuncia de hechos concretos como la pérdida de importancia de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida, el retraso y los recortes drásticos en la convocatoria estatal de subvenciones para ONG en 2012, la eliminación de las transferencias específicas a las comunidades autónomas para la realización de acciones de prevención del VIH en el ámbito autonómico y local y la implementación del Real Decreto que impide la atención sanitaria a las personas inmigrantes en situación irregular.

"Es preocupante que se haya roto el acceso universal a las coberturas sanitarias básicas, así como los recortes en prevención y asistencia de las personas con VIH. A corto plazo estas medidas solo dificultan el control de la epidemia cuando los expertos opinan que hoy por hoy cuentan con las herramientas sanitarias para revertir las cifras, pero hay que utilizarlas", ha señalado el secretario de CESIDA, Jorge Garrido.