Una de cada cinco chicas que abortan ya había tenido otras interrupciones del embarazo antes

Actualizado 24/06/2008 19:59:57 CET

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una de cada cinco chicas que abortan no usa anticonceptivos y ya había tenido otras interrupciones del embarazo antes, según un estudio recogido por Europa Press, realizado por la Clínica Dator a 321 chicas menores de 21 años que acudieron, entre los meses de marzo y junio, a realizarse una Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Así, el 20 por ciento de las chicas manifestó no usar anticonceptivos y el 33 por ciento sólo a veces preservativo, lo que quiere decir que más de la mitad tienen, siempre o con frecuencia, relaciones de riesgo tanto para el embarazo como para contraer un enfermedad de trasmisión sexual. El resto (46%) afirmó utilizar siempre algún método, aunque el mismo porcentaje señaló no haber utilizado ninguno en la relación que dio lugar al embarazo. En cuanto a la píldora, el 8 por ciento de las chicas que acudieron a la clínica afirmó haberla utilizado.

Un 30 por ciento de las jóvenes que acudieron a la clínica no superaba la mayoría de edad, y, en contra de lo que se pueda pensar, se observa que ellas utilizan más el preservativo (51%) que las mayores de 18 años (28,4%), aunque también tienen menos relaciones sexuales. Por países, el 32,7 de las encuestadas eran extranjeras pertenecientes a 20 países diferentes, casi todos en desarrollo. En estos casos, y en comparación con las españolas, se constata que utilizan menos los métodos anticonceptivos que las españolas: frente al 12,5 por ciento de españolas que no utilizan ninguno, se encuentra el 39 por ciento de extranjeras, y frente al 45,4 por ciento que utilizan preservativo está el 14,3 por ciento de las extranjeras.

Por otra parte, alrededor del 20 por ciento ya se había sometido al menos a una IVE antes, mientras que el 3 por ciento había tenido más de un aborto, lo que demuestra que "un porcentaje importante de chicas después de un embarazo no deseado y una IVE, sigue sin utilizar los métodos adecuados para no quedarse embarazada". Precisamente, han tenido abortos previos el 16 por ciento de las españolas y el 26 por ciento de las extranjeras. Asimismo, sólo el 5 por ciento que acudió a la clínica tenía hijos, siendo mayoritariamente extranjeras (9%).

LOS PADRES NO LO SABEN

Alrededor del 50 por ciento no llevaban un año con su pareja y, al menos, el 12 por ciento no superaba los cuatro meses de relación. La edad media de las parejas supera los 22 años y en el caso de las extranjeras la gran mayoría superaba los 30 años. No obstante, casi la totalidad de los hombres conocía el embarazo (96%); de los que prácticamente todos (99%) además sabe que se va a realizar la IVE y de ellos, el 98 por ciento está de acuerdo con la decisión.

Por otra parte, solo el 41 por ciento de las mujeres mayores de edad informan a sus padres de que están embarazadas --las menores obligatoriamente informar a los padres ante una IVE--, sin embargo la encuesta muestra que, independientemente de su nacionalidad, el 79,4 por ciento se lleva bien son ellos frente a un 18,4 por ciento que se llevan regular y un 2,2 por ciento que admitió llevarse mal.

Así, lo más frecuente es que acudan a la clínica acompañadas de la pareja (39%), seguido de los padres (25%); de padres y amigos (17,5%); sólo con amigos (9,7%) y sola (4,3).

19% EN TERAPIA

Por otra parte, el 19 por ciento de las embarazadas han tenido o están teniendo algún tipo de tratamiento con psicofármacos o con psicoterapia, un 9 por ciento más que las jóvenes y adolescentes no embarazadas. Las causas más frecuentes de estos tratamientos son, por un lado, problemas familiares (entre los que se encuentran la separación o divorcio de los padres, las discusiones familiares, recibir malos tratos, etc.), y, por otro, depresión ligada a diversos episodios (como duelo, ruptura de pareja, anorexia, etc.).

Asimismo, la mayoría de las mujeres que sufrieron un embarazo no deseado y la IVE sufre o sufrió un estrés medio-alto, lo que le produjo síndrome depresivo ansioso, siendo los predominantes la ansiedad y la depresión. Los síntomas de estrés que destacan asociados al embarazo no deseado son: problemas de concentración, alteraciones del sueño y tristeza. En cuanto al hecho de la IVE en sí, aparece además el nerviosismo.

No hay diferencias significativas en síntomas entre los grupos de edad, sin embrago, por nacionalidad, las extranjeras han recibido con menos frecuencia tratamiento de salud mental, probablemente por no disponer de recursos en su país de origen.

48% SUSPENDE EN CONOCIMIENTO SEXUAL

Por otra parte, el 30 por ciento no sabe qué es la píldora postcoital y el 48 por ciento mostró tener un deficiente conocimiento en cuanto a métodos anticonceptivos, prevención del sida, enfermedades de transmisión sexual, porcentajes que suben entre las extranjeras. Sin embargo, el 83,4 por ciento de las chicas considera que tiene suficiente información sexual y el 91 por ciento cree que no se ha quedado embarazada por falta de información.

Pese a la falta de información, el 87 por ciento de las que acuciaron a la clínica reconocieron haber mantenidos relaciones sexuales antes de los 18 años, siendo la medida de edad de 15 años; aunque a los 16 años 70 por ciento ya había mantenido alguna relación. En esta primera relación sexual, el 17,2 por ciento de las chicas no utilizó ningún método anticonceptivo y el 80,3 por ciento usó el preservativo.