El BOE publica el levantamiento del TC de la suspensión contra la resolución sobre la subasta de fármacos en Andalucía

Actualizado 24/07/2012 12:37:51 CET

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este martes la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de levantar la suspensión cautelar de cinco meses, que estaba vigente desde el pasado mes de abril, sobre la resolución del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que validaba la práctica de la subasta pública de medicamentos en Andalucía.

La convocatoria de selección de fármacos se producirá cuando en las recetas médicas y órdenes de dispensación oficiales del Sistema Nacional de Salud (SNS) sean prescritos o indicados por principio activo. Y es que, con esta medida, el departamento sanitario de la Junta de Andalucía esperaba ahorrar 40 millones de euros.

No obstante, la cantidad se reduciría después a algo más de 20 millones de euros, cuando la Junta consiguió que al menos nueve de las 13 presentaciones farmacéuticas de varios laboratorios que optaron y se alzaron con el primer concurso público de licitación se adaptasen al precio más bajo del mercado y no el precio menor, ajustándose así a la modificación que el Gobierno central había hecho de su Real Decreto Ley RDL 16/2012.

Ahora bien, el levantamiento de la suspensión cautelar, que se conoció el pasado jueves 19 de julio, ha sido contra la resolución de Gerencia del SAS que daba luz verde a la primera convocatoria de concurso público de moléculas, no así contra el conjunto del Decreto de 13 de diciembre de 2011, que precisamente el Consejo de Ministros acordó el pasado viernes 13 de julio interponer también recurso de inconstitucional.

Esta decisión ha sido bien recibida por los miembros del Gobierno andaluz, dirigido por José Antonio Griñán, quienes la han calificado de "positiva" porque, según ha asegurado el vicepresidente y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta andaluza, Diego Valderas, el TC ha visto que la propuesta de Andalucía es "más ventajosa" para las cuentas públicas que lo que pretendía el Ejecutivo de Mariano Rajoy.