Publicado 13/04/2020 12:41:30 +02:00CET

El BNG cree "temerario" reiniciar la actividad no esencial y pide estudiar ayudas de conciliación por cuidados

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, en rueda de prensa este lunes 13 de abril, en plena crisis por el covid-19
La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, en rueda de prensa este lunes 13 de abril, en plena crisis por el covid-19 - BNG

Ana Pontón critica que Feijóo "apoye" al Gobierno en la reapertura de trabajos y pide un plan de "reparto masivo" de mascarillas en Galicia

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha considerado una "irresponsabilidad" y "temerario" que este lunes el Gobierno, "con el apoyo" del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, haya permitido la vuelta al trabajo en actividades no esenciales. Además, y ante los problemas de "conciliación" que está suponiendo esta situación, ha apostado por que se estudien ayudas para los cuidados de menores, toda vez que recurrir a abuelos supone poner en "riesgo" a uno de los colectivos más vulnerables ante el coronavirus.

Tras comenzar de nuevo con palabras de "ánimo" a todos los trabajadores que han tenido que volver a sus puestos en actividades no esenciales y que no tienen medidas de protección "ni forma de conciliar", Pontón ha calificado de "temeraria" y "no avalada" desde el punto de vista sanitario la decisión de reabrir la actividad no esencia. "¡Ojalá que no!", ha deseado, pero ha temido esta situación pueda suponer "rebrotes".

Por ello, ha incidido en que se trata de una "decisión irresponsable del Gobierno español, apoyada irresponsablemente por Feijóo", y ha advertido que se han "antepuesto" las "presiones" de la patronal a la "vida de las personas". "Nos parece grave", ha insistido la dirigente nacionalista, quien ha cuestionado que tenga "aval científico" y que, en cualquier caso, este aval pudiera servir para que "miles de personas" puedan unirse en una cadena de montaje, pero "no puede haber más de tres personas en un funeral".

"¿Es un peligro abrir una mercería, pero no lo son las obras de la construcción, donde están docenas o cientos de trabajadores?", se ha preguntado Pontón, quien ha lanzado también la cuestión de si la Policía y la Guardia Civil "van a ir a las fábricas de este país" para comprobar que se guardan las medidas de seguridad entre sus trabajadores.

La dirigente nacionalista, que ha reiterado que "ojalá no haya que lamentar en el futuro" esta decisión, ha reclamado a la Xunta "un protocolo de uso de mascarillas y otro material y repartirlas de forma masiva en Galicia". Así, ha pedido que no haya "improvisación", como decir de un día para otro a los ayuntamientos que hay que repartir el material.

"Las mascarillas son necesarias, ayudan a prevenir. No se está generalizando el uso", ha advertido Pontón, quien ha pedido, por ello, distribuir de forma "masiva y gratuita a toda la población" y que se evite el "desabastecimiento" de este material con un plan de "autoabastecimiento" en Galicia.

"PRECIPITADA"

Ana Pontón ha reconocido que "está claro que todos queremos que se retome la normalidad cuanto antes", pero ha acudido al refranero para señalar que "las prisas son malas consejeras" y esta decisión es "precipitada y puede volverse en contra" en la lucha contra la pandemia.

Por ello, ha pedido "aplicar el principio de prudencia", sabiendo que "hacer más intensas" las medidas de confinamiento ha sido "eficaz". "Vemos como la evolución de contagios y fallecimientos", ha dicho, ha tenido una evolución a la baja, lo que "confirma que paralizar la actividad no esencial es una medida eficaz". "Esto puede poner en riesgo lo que llevamos construido por todos nosotros", ha lamentado.

En este sentido, ha mostrado su "preocupación" por el hecho de que la Consellería de Sanidade hable de que pueda haber un "rebrote" y, mientras, el presidente de la Xunta respalde la reapertura de la actividad no esencial.

MEDIDAS DE CONCILIACIÓN

Por otro lado, a preguntas de los periodistas después de que reconociese los problemas de conciliación de los trabajadores que tienen que salir a sus puestos de trabajo, Pontón ha admitido la "difícil" situación de estas personas.

"Parece lógico que el Gobierno debería (estudiar medidas o permisos retribuidos), mientas uno de los progenitores pueda quedar en casa mientras duren las medidas de confinamiento, para que no pierdan su salario ni el empleo", ha señalado.

Pontón ha indicado que en otros países se han implementado ayudas de este tipo y ha recordado que muchos padres y madres "la única salida que tienen son los abuelos, que es uno de los sectores más vulnerables". "Las familias no deberían verse en esta dicotomía", ha sentenciado.