Actualizado 28/04/2010 14:49 CET

Los bienes decomisados al narcotráfico podrán usarse antes que haya sentencia para evitar su deterioro

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, anunció hoy ante el Pleno del Congreso de los Diputados que la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, la Fiscalía Especial Antidroga y el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado han firmado un protocolo que va a permitir gestionar los bienes decomisados antes de que haya sentencia judicial y evitar así el deterioro de estos bienes derivado de lo prolongado de estos procesos judiciales.

La diputada socialista Gloria Gómez Santamaría, aunque reconoció que "en los últimos años se ha mejorado la gestión del Fondo de Bienes Decomisados por Tráfico Ilícito de Drogas y otros delitos relacionados, que se invierte fundamentalmente en la prevención del consumo de drogas, persisten algunos problemas en su gestión de este fondo y el Congreso ya ha pedido que se tomen medidas para que pueda gestionar y destinar los bienes intervenidos antes de la firmeza de las sentencias judiciales, a fin de evitar el deterioro que se produce en los bienes decomisados por el tiempo que transcurre entre la incautación y la puesta a disposición del fondo".

Gómez explicó que esta circunstancia se debe a que "los trámites procesales son muy largos y duran en muchos casos muchos años, lo que supone que se deprecie el valor de los bienes incautados". A ello hay que sumar los "importantes gastos de depósito y conservación, dándose la paradoja de que en algunas ocasiones, cuando el bien se subasta, los gastos de depósito y conservación son superiores al valor que se obtiene con el propio bien". Esto, según dijo, sucede a menudo con los coches y las embarcaciones decomisados.

La ministra reconoció ante el Pleno que "el Gobierno es plenamente consciente y ha tomado medidas para mejorar su gestión". En este sentido, explicó que desde la creación del fondo en 1995 "ha habido una dotación ascendente del mismo que ha permitido destinar más recursos a la prevención. En 2010 vamos a destinar 6,4 millones de euros a programas de prevención de toxicomanías, asistencia de drogodependientes e inserción social y laboral de éstos de las comunidades autónomas, multiplicando por más cuatro los recursos destinados a este fin desde 2004", concretó.