Beatriz Figueroa da voz a los pacientes con cáncer sin recursos a los que no se les reconoce la incapacidad permanente

Raquel y Beatriz Figueroa campaña de change.Org
CHANGE.ORG
Publicado 04/02/2015 13:16:52CET

MADRID, (EUROPA PRESS)

Beatriz Figueroa es abogada y periodista, pero fue conocida el pasado año cuando consiguió llevar al Congreso de los Diputados una propuesta para pedir protección especial para los enfermos de cáncer que como ella no podían mantenerse económicamente por la enfermedad. Ahora, meses después de que se le haya reconocido la incapacidad permanente, vuelve a la lucha para defender que todos los enfermos en su situación no se vean desprotegidos.

"Todos compartimos un mismo escenario: al igual que yo, tienen que librar una doble batalla", recuerda, al explicar a Europa Press como, tras conocerse su caso, se ha convertido en una "consejera" de personas que, como ella, padecen o han padecido un cáncer y se encuentran sin recursos o con escasos recursos económicos y sin posibilidades de trabajar en condiciones normales o que han perdido su trabajo, y a las que se le ha denegado la incapacidad.

A su correo le llegan "cientos de mensajes" pidiendo consejo desde todas partes de España, sobre todo después de que ella consiguiera que un juzgado de Vigo le reconociera la incapacidad, una situación que demandó hasta tres veces al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Por este motivo, y porque ha visto que son muchos los que se encuentran en su misma situación desamparados por el INSS, ha decidido reactivar su protesta a través de la plataforma 'Change.org', donde ya consiguió más de 500.000 firmas de apoyo a un cambio en la Ley para que se proteja a los enfermos de cáncer.

"En todo este tiempo me he convertido en una especie de 'consejera', sobre todo desde que me ha sido reconocida la incapacidad permanente, que es lo que todas estas personas enfermas quieren también mientras se curan y recuperan. Siempre me planteo que algo no debe ir muy bien si todas estas personas acuden a mí como último recurso", explica.

"Esperanzados por la sentencia que me reconoce mi situación como enferma y los derechos que conlleva también me piden asesoramiento para presentar sus propias demandas contra el INSS para conseguir la incapacidad permanente", añade esperanzada en conseguir tanto apoyo desinteresado como el que consiguió cuando comenzó esta lucha, donde ella era el ejemplo pero no el fin, puesto que en su iniciativa ya buscaba la protección de todos aquellos en su misma situación.

El comienzo de la campaña lo ha querido hacer coincidir con Día Mundial contra el Cáncer, que se celebra este miércoles, y el objetivo es conseguir otras 500.000 firmas y llegar al 1 millón y, para alcanzarlo, cuenta con las historias de todos aquellos que estos meses le han pedido ayuda. "Así conseguiremos que el Congreso nos escuche y mejore la protección de los enfermos de cáncer", afirma.

MÁS CASOS COMO ELLA

Beatriz ha recopilado diversos testimonios, que han aceptado salir a la luz, para convertirlos en ejemplo de una situación que considera está afectando a muchos pacientes. Entre ellos destaca el caso de Teresa, cocinera de Toledo, una mujer que arrastra dos cánceres de mama, y con 15 años cotizados cuando fue diagnosticada; Ana ha trabajado en una empresas de logística, vive en Lugo, tiene 44 años y en enero de 2013 sufrió un cáncer de mama, y está a la espera de juicio para que se le dé la incapacidad permanente que no se le ha otorgado; o el caso de Joana, vive en Castellón, tiene 37 años, es administrativa y le fue denegada la incapacidad. Lleva 11 operaciones a sus espaldas y 11 años cotizados.

También está el caso de Javier, oficial de 1ª en obra civil, vive en Viladecans (Barcelona) y tiene 44 años y, pese a su situación de gravedad, ha llegado a pensar en dejar el tratamiento para poder seguir trabajando puesto que no le reconocen la incapacidad que solicitó en 2014; el de Javier Ruiz es autónomo, trabajó en compañía de seguros, vive en Sevilla y tuvo un cáncer de hígado en 2009, y, aunque consiguió que el INSS le concediera la invalidez total, solo cobra 380 euros al mes; y el de Olga es administrativa, vive en Barakaldo (Vizcaya), está desempleada, 15 años cotizados y sigue con tratamiento que le provoca mareos, vómitos y migraña, y percibe una renta de garantía de ingresos de 99 euros al mes.

A todos estos casos se suman muchos otros aunque es el de Raquel, pescadora de Moaña (Pontevedra), quien pone cara y cuenta su historia en un vídeo que será dado a conocer y que Beatriz destaca por la crudeza que transmite.

Marinera gallega que está superando un cáncer de mama, Raquel se ha visto obligada a trabajar, porque la Seguridad Social considera que es apta. "La médico de la Casa del Mar de Vigo le llegó a decir que trabajase con el brazo derecho y que trabajar le ayudaría a que se "le pasara" la depresión", explica Beatriz.

Cada día, a las seis de la mañana, Raquel sube a su barco y se va a faenar, porque no le queda más remedio si quiere llegar a fin de mes. En febrero de 2010 fue diagnosticada de cáncer de mama, y a pesar de haber conseguido en enero de 2012 una incapacidad permanente total, en octubre se la retiraron. Por su situación, es ella quien protagoniza la campaña de Change, y con ella comienza una campaña que viene acompañada de un video donde se ve su historia, y donde se invita a la población a recoger firmas y a movilizarse a través de redes sociales.