Bancos privados de células madre apuestan por la "convivencia" entre donaciones públicas y privadas

Actualizado 01/11/2008 12:09:38 CET

BARCELONA, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

Bancos privados de células madre consideran necesario que en un futuro haya una "convivencia" entre la donación pública y el uso privado de las células de la sangre de cordón umbilical (SCU), según explicó el director general de la empresa Crioestaminal Spain, Albert Gatius.

La ley española establece que las células madre procedentes de los cordones umbilicales que estén guardadas en bancos privados españoles para el uso propio del donante tendrán que estar también a disposición pública para cualquier paciente que las necesite, aunque quien lo desee puede enviar a bancos extranjeros este material para uso autólogo.

Gatius explicó que países como Portugal, Polona, Bélgica, Inglaterra y Alemania permiten el registro en el propio país para el uso privado de las células madre, pero que en España para ello se tiene que "domiciliar" en el extranjero. Sin querer pronosticar si el Gobierno cambiará su planteamiento, consideró que la sociedad reclama cada vez más este servicio.

España tiene un promedio de 450.000 partos anuales, de los que la Organización Nacional de Transplantes "sólo necesita" 5.000 para dar cobertura a sus necesidades, según explicó Gatius, lo que le hace pensar que es posible la "convivencia" entre las donaciones públicas y las de uso privado.

Gatius explicó que la tasa de padres que decidieron conservar el cordón umbilical de sus hijos fue de entre el 2 y el 3 por ciento, inferior a países como Portugal, con entre un 13 y un 14 por ciento, o Japón, con un 15 por ciento.

Crioestaminal tiene su laboratorio en Coimbra (Portugal), donde criopreserva más de 25.000 muestras de células madre procedentes de Portugal, España, Italia y otros países de Europa, y tiene en El Masnou (Barcelona) su oficina de gestión en España, donde lleva actividad comercial desde hace seis meses.

Albert Gatius señaló que en España hay más de una docena de empresas privadas dedicadas a la preservación de células madre, que se han doblado en los últimos años, y que se está planteando crear una asociación entre algunas de ellas para tener voz propia. El director general se mostró dispuesto a que cuando se "flexibilice" la ley tener un laboratorio en España.

La empresa Crioestaminal alcanzó un volumen de negocio en 2006 de 3 millones de euros, y este año prevé una facturación superior a los 6 millones de euros. Tras entrar en Portugal, España e Italia, la compañía se plantea establecerse en otros mercados europeos.