El Sindicato Médico convocará este lunes la huelga indefinida en el sector

Actualizado 25/06/2012 12:24:03 CET
Cirugía, Operación, Quirófano, Médicos
EUROPA PRESS/SESCAM

PALMA DE MALLORCA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Médico celebrará este lunes su Comité Ejecutivo y convocará oficialmente la huelga indefinida en el sector, que afectaría a unos 4.000 facultativos de la sanidad pública, a partir del próximo día 6 de julio, a no ser que alcance un acuerdo con el Govern y no se les anulen los complementos que reciben estos profesionales desde el 2008.

Según ha informado a Europa Press su presidente, Isidro Torres, el sindicato también considera necesario para desconvocar la huelga que en la nómina de julio se les abone la cantidad correspondiente al complemento que ya no han recibido en la de junio.

Torres, quien ha recordado que en todas las asambleas realizadas en los diferentes hospitales de las islas se ha aprobado por unanimidad la convocatoria de esta huelga, ha reiterado que los médicos sólo solicitan su "nómina normal".

Además, ha confiado en que todavía sea posible desconvocar esta huelga indefinida y ha indicado que las negociaciones con el Govern -ha eludido detallar si se producen con responsables de la Conselleria de Salud o de la Vicepresidencia- "de momento van".

"SI HAY DIÁLOGO, HAY ESPERANZA"

"Si hay diálogo, hay esperanza", ha dicho el presidente del sindicato después de que el pasado martes no alcanzasen ningún acuerdo con el Ib-Salut en la Mesa Sectorial de Sanidad.

Torres ha indicado que todavía no hay fecha para continuar estas negociaciones, si bien cree que "se volverán a retomar" durante la próxima semana.

Cabe recordar que el Sindicato Médico anunció la posibilidad de convocar una huelga después de que el Govern, en aplicación de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares, considerase que los médicos deberían devolver unos complementos salariales que estos profesionales comenzaron a cobrar a mediados del año 2008.

CANTIDADES "ESCANDALOSAS E INASUMIBLES"

Según dijo Torres, si los médicos tuvieran que devolver estos complementos supondrían cantidades "escandalosas e inasumibles" de entre 30.000 y 50.000 euros para cada uno de los facultativos de Menorca, Ibiza y Formentera, y de entre 20.000 y 25.000 euros los de Mallorca.