Baleares.-El nuevo Plan de Salud Mental de Baleares enfatizará la asistencia primaria e incrementará unidades especiales

Actualizado 06/03/2006 10:42:31 CET

IBIZA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 20 por ciento de la población de las Illes Balears "padece o ha padecido" alguna enfermedad mental a lo largo de su vida, según afirmó a Europa Press el coordinador del Plan de Salud Mental de Baleares, Miguel Echevarría, que desglosó los puntos básicos del nuevo Plan que prevé la coordinación entre los servicios sociales y la Atención Primaria, así como dotar de más unidades salud mental en el entorno comunitario.

"Las enfermedades mentales son cada vez son más comunes y por ello el Plan pretende cubrir las atenciones a la población que sufre alguna, tanto transitoria como severa", apuntó Echevarría.

Lo esencial de este proyecto será la coordinación entre los servicios mentales con Atención Primaria para facilitar la ayuda, por ello, si se plantea el plan estratégico, "creemos que no sólo los profesionales de salud mental deben tener una formación continuada, sino también los de atención primaria", a fin de mejorar la atención a problemas de salud mental, detalló el coordinador.

Asimismo, Echevarría destacó que la demanda de estos servicios es de tal calibre que necesita una mayor dotación, con lo que el objetivo que se ha marcado ahora es potenciar las unidades especializadas en salud mental en el entorno comunitario.

Una de las premisas básicas para llevar a cabo el plan será el incremento de los recursos sociales destinados a este tipo de enfermos, para potenciar la atención a las personas con trastornos mentales severos o graves, "y dar un empuje al asesoramiento y apoyo a las familias".

Otra de las ideas que fomentará esta iniciativa será la prevención de los trastornos a través de la educación en los colegios y en el fomento de las relaciones estables, "tanto sociales, laborables como amistosas para evitar posibles alteraciones emocionales", apuntó el coordinador, quien anunció que el traspaso de competencias del servicio Infanto-Juvenil que conduce hoy el Consell Insular y que será absorbido por el Ib-Salut, "cuyos profesionales tendrán una coordinación con los centros escolares, educadores y psicopedagogos".

Por otro lado, Echevarría recomendó a todas aquellas personas que padecen algún problema mental que acudan al médico de familia "porque es el que cuenta con una buena preparación, con herramientas y armas, para atender que estos problemas no vayan a mayores", reafirmó.

Asimismo, en el caso de que haya un deterioro "se llevará al paciente a los Centros de Salud especializados en salud mental".

De todos modos, el médico criticó que todavía existen prejuicios sobre esta enfermedad, "la sociedad aún le tiene respeto y rechazo a las personas con un trastorno grave, como es el caso la esquizofrenia, el estigma está focalizado en estas personas, auque cada vez cala más la labor de los profesionales para que se adapten al entorno comunitario y vayan entrando en la red social que tenemos", arguyó Echevarría.

Por otro lado, el coordinador del Plan Autonómico de Salud Mental afirmó que en la actualidad la población ya tiene asumido que acudir al medico de familia por síntomas de ansiedad o trastornos afectivos tipo depresión "ya que son los motivos más frecuentes de asistencia a el médico de cabecera", concluyó.