Baja el consumo de tabaco y heroína, se estabiliza el de alcohol y aumenta el de cannabis y cocaína, según Sanidad

Actualizado 26/04/2007 16:32:54 CET
-

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consumo de tabaco y de heroína ha descendido en los últimos años en España, mientras que el de alcohol se ha estabilizado en niveles altos y ha aumentado el de cannabis y cocaína, este último de forma "espectacular". Así lo pone de relieve el segundo informe anual sobre la situación de las drogodependencias en España, que presentará esta tarde la ministra de Sanidad, Elena Salgado, en el Congreso ante la comisión mixta para el estudio del problema de las drogas.

El informe, al que ha tenido acceso Europa Press, revela que se han producido cambios importantes en los patrones de consumo de algunas drogas, en especial, el abandono progresivo de la inyección como vía de administración de la heroína y su sustitución por el consumo por vía pulmonar (fumada) o por el tratamiento con metadona por vía oral en el marco de los programas terapéuticos de mantenimiento.

En cuanto al cannabis, es la droga ilegal más extendida en España, aunque su consumo está ligado a consumos de ocio no regulares. La proporción de consumidores anuales de cannabis entre los estudiantes de 14 a 18 años se ha multiplicado por dos en la última década, pasando del 18,2 por ciento al 36,4 por ciento en 2004.

La misma tendencia se ha comprobado con la cocaína. Así, la proporción de consumidores anuales entre los estudiantes de 14 a 18 años se ha multiplicado por cuatro en la última década, pasando del 1,8 por ciento en 1994 al 7,2 por ciento en 2004. Entre la población de 15 a 64 años, la proporción de consumidores ha pasado del 1,8 al 3 por ciento en esa década. Por lo que se refiere al éxtasis y las anfetaminas, el informe revela un cierto descenso en los años más recientes. Finalmente, el consumo de LSD y otros alucinógenos ha descendido ligeramente en los últimos años, tanto entre la población general como entre estudiantes.

ALCOHOL Y TABACO.

En cuanto al alcohol, el informe señala que "es con diferencia la sustancia cuyo consumo está más extendido" entre los estudiantes de 14 a 18 años. En concreto, dos de cada tres han consumido alguna vez bebidas alcohólicas en el mes previo. Un tercio de los bebedores se ha emborrachado en ese periodo. El consumo se concentra principalmente durante los fines de semana. El mayor aumento se produce entre los 14-16 años, hasta situarse en cifras superiores al 70 por ciento en esta última edad.

Las bebidas de consumo más extendido en fin de semana son los combinados o cubatas (58 por ciento), seguido de la cerveza o sidra (34 por ciento) y licores fuertes, vino/champán y licores de fruta. Entre semana, lo más bebido es la cerveza/sidra. En cuanto al tabaco, la proporción de estudiantes de 14 a 18 años que fuma diariamente ronda el 21 por ciento (18 por ciento hombres y 24 por ciento mujeres) y no ha descendido en la última década.

EDAD DE INICIO.

En cuanto a la edad de inicio al consumo, el informe, que consta de 75 páginas, revela que las drogas que comienzan a consumirse más temprano entre la edad estudiante son el tabaco (13,2 años) y el alcohol (13,7 años). El cannabis es la droga ilegal cuyo consumo empieza antes (14,7 años) seguida de la cocaína (15,8 años).

Salvo los tranquilizantes y sedantes, y el tabaco y alcohol en las edades más tempranas, las tasas de consumo son "varias veces más elevadas" entre los hombres que entre las mujeres, sobre todo entre las drogas ilegales.

Por otra parte, el informe revela que ha disminuido la percepción de riesgo ante el consumo de tranquilizantes y ha aumentado ante el consumo diario de tabaco, alcohol y cannabis. En el caso de los estudiantes de 14 a 18 años, ha disminuido la percepción de riesgo ante el consumo de cannabis y de cocaína, mientras que ha aumentado ante el consumo de tabaco e hipnosedantes.

ES FÁCIL CONSEGUIR DROGAS.

El informe anual revela que ha aumentado la proporción de personas que piensa que es "fácil o muy fácil" conseguir las principales drogas ilegales (heroína, cocaína, éxtasis, alucinógenos y cannabis). Los mayores aumentos corresponden al cannabis: el 66 por ciento de la población de 15 a 64 años cree que es fácil o muy fácil conseguirlo, frente al 50 por ciento de hace una década. En cuanto a la cocaína, ha pasado del 39,5 por ciento al 53,3 por ciento. Entre los estudiantes, ha aumentado la disponibilidad percibida de cannabis y cocaína, algo la heroína, éxtasis y alcohol, y se ha mantenido relativamente estable el resto.

En cuanto a los problemas asociados al consumo de drogas, en los últimos años han disminuido los más graves (infecciones por VIH o por los virus de hepatitis, o muertes por reacción aguda a drogas). En cambio, el estudio asegura que el aumento del consumo de cocaína y cannabis y el cambio de los patrones de consumo de alcohol --más centrado en los fines de semana-- está provocando la aparición de nuevos problemas de salud, sobre todo de carácter neuropsiquiátrico o cardiovascular.

La mayoría de las admisiones a tratamiento se deben a cocaína (41,5 por ciento) o heroína (39,4 por ciento). En tercer lugar se sitúa el cannabis (12,5 por ciento). En las urgencias hospitalarias relacionadas con las drogas ilegales, las sustancias mencionadas con más frecuencia fueron la cocaína, el alcohol y los tranquilizantes o sedantes. El informe asegura que en España se siguen produciendo más de 800 muertes anuales directamente relacionadas con el consumo de drogas ilegales, sobre todo opiáceos, en combinación con tranquilizantes/sedantes o cocaína. El número de muertes de este tipo ha disminuido en la última década, aunque lentamente.

Finalmente, el informe revela que en los nueve primeros meses del año pasado aumentaron un 2,49 por ciento las detenciones relacionadas con el consumo de drogas y las denuncias por tenencia o consumo crecieron un 28 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Según el informe del Plan Nacional sobre Drogas, los consumos de sustancias psicotrópicas en España son, en general, de los más altos de la Unión Europea. Paralelamente, también ha aumentado el consumo en general en el resto de países europeos, sobre todo de cocaína y cannabis.

El informe enumera las actividades desarrolladas por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas dirigidas a la puesta en marcha del plan de acción 2005-2008, en concreto, las actividades realizadas en el segundo año de vigencia del citado plan. En 2005 se llevaron a cabo 281 programas y en el año 2006, un total de 328.