Publicado 04/05/2020 12:27:32 +02:00CET

Autoridades sanitarias europeas piden prudencia en la desescalada: "Esto es una maratón, no un sprint"

Banderas de la Unión Europea.
Banderas de la Unión Europea. - SHUTTERSTOCK/VISAEUROPA - Archivo

La directora del ECDC advierte de que relajar de golpe las medidas provocaría un repunte de casos

BRUSELAS, 4 May. (EUROPA PRESS) -

La directora del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), Andrea Ammon, ha advertido este lunes de que existe un riesgo "muy alto" de que repunte el número de casos de Covid-19 si las medidas de contención impuestas se levantaran de golpe, al tiempo que ha defendido un enfoque gradual en la desescalada y ha subrayado la importancia de que la población siga respetando las restricciones: "Esto es una maratón, no un 'sprint'".

La máxima responsable del ECDC ha comparecido ante la comisión de Medio Ambiente y Salud Pública del Parlamento Europeo y en su introducción ha asegurado que las medidas comunitarias como el distanciamiento social han reducido la transmisión del virus y su incidencia acumulada cada 14 días en un 45% si se compara con los datos del 8 de abril.

Según Ammon, la Unión Europea ha superado ya el "pico" de casos. Sólo un Estado miembro se encuentra todavía en fase ascendente (Bulgaria) y otros cuatro no registran "cambios sustanciales" (Polonia, Rumanía, Suecia y Reino Unido). "En el resto vemos una caída importante", ha resumido.

Sin embargo, ha advertido de que "si todas las medidas se levantaran ahora de golpe el riesgo de un incremento masivo de casos es muy alto". Por ello, ha defendido que la estrategias de desescalada deben hacerse por etapas y "con suficiente tiempo" entre ellas para supervisar la tendencia de la enfermedad "y si es necesario volver atrás".

La directora del ECDC ha recomendado en este proceso a los gobiernos que adopten una "firme estrategia de comunicación de riesgos" para informar especialmente a los grupos de riesgo de las distintas etapas y los ajustes que se deban adoptar.

MENSAJES CLAROS A LA POBLACIÓN

En este contexto, ha resaltado la importancia de saber "gestionar" las "expectativas de la gente" y pasa eso ha sugerido comunicar bien el mensaje de que "esto es una maratón, no un sprint". "No va a acabar pronto y la gente necesita estar preparada mentalmente para ello", ha dicho.

Otro mensaje que los Estados miembros deben trasladar a sus sociedades es que no se debe "bajar la guardia". "Las comunidades deben seguir comprometidas y motivadas para mantener los altos estándares de higiene, uso de las máscaras cuando están malos o mantener la distancia social", ha expresado.

Junto con estas advertencias en la comunicación, Ammon ha insistido en que los países deben contar con un estrategia "sólida" de vigilancia que tenga la capacidad de monitorizar la intensidad de la propagación del virus en todo el territorio, así como un marco robusto para vigila los contactos comunitarios.

Sobre este asunto, la directora del ECDC ha apuntado que las aplicaciones digitales pueden ser una herramienta que facilite este trabajo, pero también ha añadido que su uso debe garantizar la protección de datos, puesto que en caso contrario los ciudadanos dejarían de utilizarla y perdería efectividad.

En sus consejos a los gobiernos, Ammon ha reiterado que los Estados miembros deben ampliar su capacidad de hacer pruebas de Covid-19 a la población para impulsar la detección temprana de casos y proceder al aislamiento, proteger a los grupos de riesgo y poder analizar la inmunidad de la población, aunque sobre esto último ha reconocido que "no está claro" y "es uno de los hechos más urgentes de aclarar".

Las últimas recomendaciones que ha querido trasladar a los gobiernos es que aumenten la capacidad de sus sistemas sanitarios, incluidas las unidades de cuidados intensivos, de cara a posibles nuevos brotes, y que realicen un análisis crítico de las respuestas que se han dado para "identificar las mejores prácticas y lecciones" a aprender.