Las autoridades federales registran la farmacéutica relacionada con el brote

Actualizado 17/10/2012 19:04:50 CET

BOSTON/NUEVA YORK, 17 Oct. (Reuters/EP) -

Las autoridades federales de Estados Unidos ha registrado la sede de la empresa farmacéutica de Massachusetts supuestamente relacionada con el brote de meningitis fúngica que ha causado al menos 16 víctimas mortales en el país, según informó la Fiscalía Federal.

Los agentes de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos registraron ayer martes el Centro de Compuestos de Nueva Inglaterra (NECC), en el barrio de Framingham, en Boston, con el apoyo de la Policía local, según informaron fuentes policiales.

"Puedo confirmar que esta Fiscalía y nuestras fuerzas del orden están investigando las denuncias relacionadas con el NECC", declaró la fiscal federal de Estados Unidos para el estado de Massachusetts, Carmen Ortiz. Según la fiscal, es "demasiado pronto" para especular sobre los resultados del registro. Los responsables del NECC no se han pronunciado de momento.

El registro se ha producido después de que un congresista demócrata por Massachusetts y miembro destacado de la comisión de supervisión de empresas, Edward Markey, reclamara al Departamento de Justicia que investigase si el NECC había violado las leyes federales que regulan la producción de medicamentos adictivos.

El NECC ya ha sido investigado en numerosas ocasiones por la Administración de Alimentos y Medicamentos, pero la demanda de Markey podría abrir la puerta a nuevas investigaciones de mayor calado que implicarían a la Agencia de Control de Medicamentos, encargada de supervisar la venta de medicinas potencialmente adictivas.

16 MUERTOS Y 231 ENFERMOS

De momento, el brote de meningitis fúngica ha causado 16 muertos y 231 enfermos en más de una decena de estados --Tennessee, Michigan, Pennsylvania, New Hampshire, Illinois, Indiana, Minnesota, Nueva Jersey, Texas, Idaho, Maryland, Carolina del Norte, Virginia, Ohio y Florida--, según los datos del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDCP) de Estados Unidos.

Las dosis de esteroides a las que se achaca el brote de meningitis fúngica, una enfermedad que afecta al tejido cerebral y a la médula ósea, se suministraron entre el 21 de mayo y el 24 de septiembre en 76 centros de 23 estados a unas 14.000 personas.

Las investigaciones arrancaron a principios de octubre, cuando las autoridades sanitarias inspeccionaron el NECC y encontraron partículas extrañas en las dosis de esteroides, que después se determinó que eran hongos. En este contexto, el NECC ha retirado voluntariamente todos sus productos del mercado, explicando que se trata de una medida preventiva, y ha puesto a disposición de la Agencia de Alimentos y Medicamentos su licencia farmacéutica.