Actualizado 22/10/2008 11:44 CET

Aumenta la diabetes tipo I en menores de cinco años debido a "factores ambientales"

MADRID, 22 Oct. (OTR/PRESS) -

Los casos de diabetes tipo I entre los menores de cinco años han aumentado en los últimos años y con importantes diferencias entre comunidades autónomas. El origen de esta situación podría estar en la incidencia de "factores ambientales más agresivos"; factores que incluso podrían afectar al menor a través de la madre durante el periodo de gestación. Así lo ha explicado la doctora Raquel Barrio, responsable del Servicio Pediatría del Hospital Universitario Ramón y Cajal durante la presentación del Simposio Fundación para la Diabetes 10 Aniversario, que se celebra este sábado en Madrid.

"En los últimos años, ha aumentado el número de niños por debajo de los cinco años que debutan con diabetes tipo I", señaló la experta, que precisó que la situación "varía por comunidades autónomas. Y es que aunque no se ha observado un incremento de la incidencia ni en Madrid ni en Cataluña, si se ha visto un "aumento evidente" en Andalucía. Estas diferencias podrían deberse a la incidencia en el menor de "factores ambientales más agresivos" sin identificar aún, que podrían comenzar a ejercer su influencia "incluso cuando todavía está en el útero".

En cuanto a los jóvenes, la doctora Barrio señaló que unos 30.000 menores de 15 años podrían sufrir diabetes tipo I en España, donde cada año se detectan 1.100 nuevos casos de esta enfermedad, también con claras diferencias entre comunidades. Así mientras regiones como Andalucía o Canarias sufren una indencia alta (20 y 25 casos por cada 100.000 adolescentes), comunidades como Madrid o Cataluña presentan tasas más bajas (13,7 y 16 por cada 100.000 respectivamente).

Con relación al resto de Europa, España miestra una incidencia media-alta, por encima de varios países vecinos pero por debajo de lugares como Finlandia, donde se detectan 63 casos por cada 100.000 habitantes.

Uno de los aspectos positivos señalados por la doctora Barrio respecto a los pacientes diabéticos es que, en las últimas décadas, "a pesar de los años de evolución de la enfermedad, los niños pasan a las consultas de mayores sin presentar complicaciones derivadas de la diabetes". Un cambio que a su juicio, se debe a la mejora de la formación y educación en diabetología de padres, niños y profesores.

FALTA DE INFORMACIÓN

Pero todavía queda mucho por avanzar. Una encuesta realizada por la Fundación para la Diabetes en España puso de manifiesto que uno de cada cinco padres de hijos con diabetes está "insatisfecho" con el apoyo que recibe en la escuela.

"Además, el 81% piensa que el profesorado debería estar mejor informado, el 67% ve necesaria la disponibilidad de un profesional de Enfermería durante las horas de colegio y el 54% la disponilidad de una alimentación saludable, fundamental para un buen control de la diabetes", añadió la secretaria del Patronato de la fundación, María del Carmen Marín.

El director de la Fundación para la Diabetes, Rafael Arana, y la secretaria del Patronato de la fundación, denunciaron que son "muy frecuentes" los casos de discrminación a niños con diabetes en los colegios por miedo de responsables del centro o profesores a tener que enfrentarse a un posible problema de salud del niño en clase.

Por ello, mejorar la formación en diabetes y establecer "protocolos de actuación" para los padres y profesores, que muchas veces no saben cómo actuar ante una crisis diabética son algunos de las necesidad detectadas por la doctora y sobre los que se incidirán el próximo sábado bajo el lema 'Hacia un futuo sin complicaciones'.