Publicado 30/06/2020 16:24CET

La Audiencia Nacional ordena a Sanidad que escuche a Novartis en el caso de información sobre el fármaco 'Kymriah'

Bandera de España a media asta en el Ministerio de Sanidad. Todas las banderas de los edificios públicos y de los buques de la armada ondearán a media asta en recuerdo a las víctimas del coronavirus.
Bandera de España a media asta en el Ministerio de Sanidad. Todas las banderas de los edificios públicos y de los buques de la armada ondearán a media asta en recuerdo a las víctimas del coronavirus. - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de la Audiencia Nacional ha ordenado al Ministerio de Sanidad que reciba en audiencia a Novartis para que la compañía pueda formular alegaciones sobre el procedimiento de solicitud de información relativo a su medicamento 'Kymriah' por parte de la campaña 'No es Sano', para conocer las condiciones de su financiación en España, como su precio.

'No es Sano' presentó una reclamación ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) solicitando al Ministerio de Sanidad información detallada acerca del acuerdo suscrito con Novartis para la financiación de 'Kymriah', una terapia CAR-T que trata la leucemia linfoblástica aguda (LLA), un tipo de cáncer de la médula ósea y de la sangre que afecta especialmente a niños y jóvenes menores de 25 años. Es la primera terapia de este tipo que fue aprobada en España.

En mayo, el Portal de Transparencia publicó la resolución de CTBG que daba la razón a la petición de 'No es Sano' y obligaba al Ministerio a darles dicha información. Novartis presentó un recurso porque, a su juicio, "todo el procedimiento impulsado por 'No Es Sano' se tramitó sin informar a Novartis y sin dar oportunidad de presentar alegaciones", según han explicado fuentes de la compañía a Europa Press.

Ahora, esta sentencia, de fecha 21 de abril de 2020, anula la resolución del CTBG. 'No es Sano' ha celebrado que el juez "no se haya decantado a favor de impedir el acceso a la información, como pedía la compañía aludiendo a la protección de sus intereses comerciales, y lo haya atribuido a un defecto de forma en el proceso". A través de un comunicado, esta organización espera que el Ministerio de Sanidad "cumpla con la sentencia y, una vez que haya dado audiencia a Novartis, continúe el proceso y se haga pública la información solicitada".

"Es fundamental que se sigan dando pasos en transparencia y que este tipo de información referente a la aprobación y financiación de los medicamentos y terapias debe ser considerada de interés público, por lo que debería estar disponible para la ciudadanía", reclama 'No es Sano'.

Por su parte, Novartis defiende que su objetivo "ha sido siempre poder hacer accesible esta terapia a todos aquellos pacientes que lo necesiten". "Y para ello, colaboramos con las autoridades sanitarias para determinar el marco de precios basado en el valor, que tenga en cuenta los beneficios clínicos, médicos y sociales que un nuevo tratamiento ofrece a los pacientes, los sistemas sanitarios y la sociedad", añaden.

Así, argumentan que la compañía "no se opone a que el Ministerio proporcione información sobre los criterios objetivos y concretos de la aprobación de los medicamentos". "De hecho, en las más recientes actas de la CIPM publicadas en su página web, el Ministerio indica cuál es el criterio de valoración concreto para la aprobación o rechazo de la financiación de cada medicamento", insisten.

"Asimismo, compartimos la consideración del acceso a la información como un instrumento fundamental de participación y control ciudadano de la actuación pública y, por tanto, está comprometida con su aplicación, siempre al amparo de lo previsto en la normativa aplicable y bajo los requisitos y limitaciones ahí contenidas", concluyen.

Para leer más