Publicado 15/01/2021 12:37CET

Asturias trabaja en restricciones "rigurosas, contundentes y proporcionadas" por el avance de la pandemia

El presidente del Principado, Adrián Barbón, momentos antes de presidir la reunión del Consejo de Gobierno.
El presidente del Principado, Adrián Barbón, momentos antes de presidir la reunión del Consejo de Gobierno. - GOBIERNO DE ASTURIAS

OVIEDO, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno asturiano, Melania Álvarez, ha anunciado este viernes que la Consejería de Salud ya trabaja en nuevas medidas "rigurosas, contundentes y proporcionadas" ante el avance de la pandemia, que en Asturias ya está evolucionando de manera "mala y preocupante".

Según Álvarez, este avance de la pandemia se debe a que la ciudadanía se "relajó". "No hemos hecho todo lo bien que deberíamos haber hecho", ha resaltado, para después subrayar que "aquí tenemos las consecuencias" y pedir a la ciudadanía que se autoconfine. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la portavoz del Ejecutivo ha explicado que la intención es tomar medidas con "la mayor agilidad posible" para frenar el crecimiento de los contagios.

Salud, ha remarcado, trabaja "sin descanso" desde hace días en el diseño de la respuesta a la tercera ola en la que Asturias ya está inmersa. Las nuevas medidas serán anunciadas este sábado y se aplicarán la semana que viene. Se trata, ha agregado, de medidas "muy precisas" para evitar interpretaciones erróneas.

Sobre la petición del Gobierno autonómico al estatal para tener la capacidad de confinar a la población, Melania Álvarez ha explicado que la solicitud no es para aplicar "inmediatamente" esta medida, sino para tener capacidad de recurrir a ella si empeora la ola epidémica. "Vamos a anticiparnos para frenar los efectos de esta tercera ola antes de que nos lleve por delante", ha aseverado.

USUARIOS DE LA MIXTA DE GIJÓN RECIBIRÁN A PARTIR DEL LUNES LA SEGUNDA DOSIS DE LA VACUNA

La también consejera de Derechos Sociales y Bienestar ha avanzado este viernes que el lunes 18 de enero comenzará la aplicación de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer en la residencia Mixta de Gijón, primer centro en el que se comenzó a administrar la vacuna.

En cuanto a la vacunación, Melania Álvarez ha señalado que avanza "a buen ritmo" en Asturias, con más de 30.000 personas inmunizadas. En las residencias el porcentaje de personas que han rechazado la vacunación es del 9% y el Gobierno espera que entre el personal sanitario este número sea "anecdótico".

Por otro lado, en referencia al caso conocido este viernes de los padres de una trabajadora de una residencia en Gijón, que recibieron dosis sobrantes de la vacuna, la consejera ha explicado que se ha solicitado al centro información para asegurar que se ha seguido el protocolo "en todo momento".

Este protocolo, ha explicado la portavoz, establece que a cada centro se lleven las dosis exactas de vacuna que se vayan a administrar. En caso de que sobren dosis por "alguna incidencia" está contemplado que se administren a los equipos de vacunación y personal sanitario que se encuentren en ese momento en el lugar, ya que una vez extraídas del vial no es posible transportarlas a otro lugar.