Publicado 29/06/2022 17:22

ASPE piden que la historia clínica digital que prepara el Gobierno integre a todo el sector sanitario

Archivo - El presidente de ASPE, Carlos Rus.
Archivo - El presidente de ASPE, Carlos Rus. - ASPE - Archivo

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), la patronal de la sanidad privada de España, confían en que la nueva historia clínica digital interoperable de datos sanitarios que está ultimando el Ministerio de Sanidad incorpore al sector sanitario privado y no se circunscriba solo al circuito público, ya que supondría una limitación que perjudicaría tanto a pacientes como a profesionales sanitarios.

Tal como ASPE tuvo la oportunidad de trasladar al secretario general de Salud Digital, Información e Innovación del Sistema Nacional de Salud (SNS) y al director general de Salud Digital y Sistemas de Información para el SNS en un encuentro mantenido en octubre de 2020, la interoperabilidad total del conjunto de la infraestructura sanitaria del país es la única fórmula que garantiza un beneficio real en términos de asistencia sanitaria.

"La historia clínica pertenece al paciente, que es quien debe autorizar, si así lo desea, el acceso a sus datos sanitarios al médico que le esté tratando", recuerda, porque la interoperabilidad "no autoriza al centro sanitario a acceder a sus datos, sino únicamente al profesional que esté atendiendo a ese paciente, allá donde se encuentre", aclara Carlos Rus, presidente de ASPE.

Además, la reforma de interoperabilidad digital en la que trabaja Sanidad responde a una recomendación de la Unión Europea que comprende la atención sanitaria público-privada presente en todos los sistemas nacionales de salud de nuestros países vecinos. Si España optase por dejar de lado al sector de la provisión sanitaria se estaría, por tanto, operando contracorriente de Europa en términos de la tan necesaria digitalización de la Sanidad.

De otro lado, la interoperabilidad de ambos circuitos, público y privado, no hace más que favorecer el desempeño de los profesionales y evitar trabas administrativas. "Esta posibilidad de acceso a la historia clínica de un paciente elimina barreras, agiliza diagnósticos y es importante en ambas direcciones, no solo para los médicos que ejercen en la sanidad privada", señala Carlos Rus.