ASPE espera que en 2019 se despolitice la sanidad y se usen los recursos de la privada

Sala de espera de un centro de salud de Castilla y León.
SACYL - Archivo
Publicado 27/12/2018 14:03:43CET

   MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) ha esperado que a lo largo del año 2019 se despolitice la sanidad, se usen los recursos de la privada, haya un IVA superreducido y se impulse la donación de órganos en sanidad privada.

   "Somos conscientes del paréntesis de las navidades, pero no queremos perder la oportunidad de poner de manifiesto las líneas prioritarias de nuestro trabajo para el próximo año y los retos a los que nos enfrentamos", ha dicho el secretario general de la patronal, Carlos Rus.

   En concreto, ASPE ha exigido que no se politice la sanidad ni las decisiones que se toman en torno a la misma, avisando de que en el último año se han tomado decisiones sobre la sanidad española, la reversión del modelo Alzira o el planteamiento de desprivatización de la sanidad del nuevo Gobierno, que responden a razones "políticas e ideológicas" y no al establecimiento de criterios "objetivos" de coste-efectividad que garanticen una atención sanitaria de calidad para los pacientes.

   En este punto, la organización ha recordado que la sanidad privada tiene que ser el "gran aliado" de la sanidad pública porque sin utilizar todos los recursos que ofrece el sistema no se podrá optar a una atención sanitaria estable y de máxima calidad. Y es que, prosigue, la sanidad privada juega un papel "fundamental" en cuestiones como las listas de espera.

   Ahora bien, ASPE ha señalado que para poder reducir las listas de espera es necesario activar mecanismos que lo faciliten, como los decretos de garantía de demora. Se trata de una herramienta legal "muy útil" que permite que los pacientes que llevan más de un tiempo determinado esperando para una operación y, en algunos casos para una consulta con el especialista, puedan ser atendidos en la sanidad privada sin coste adicional.

   Por ello, la organización ha destacado la necesidad de que se establezcan en todas las comunidades autónomas, porque ahora mismo sólo se cuenta con ellos en regiones como Baleares, Andalucía, Galicia o Madrid.

HISTORIA CLÍNICA ÚNICA Y CRITERIO ÚNICO EN LA COMPATIBILIZACIÓN DE TRABAJO

   Contar con una historia clínica única, independientemente de ser atendido en un centro público o privado, es otra de las medidas por las que ha apostado ASPE, al considerar que sería "altamente positivo" tanto para el profesional sanitario como para el paciente.

   Por eso, ha reclamado este intercambio de información clínica que permitiría al especialista conocer todos los datos del paciente y tomar decisiones asistenciales rápidas y precisas, con independencia del origen del centro en el que se produzca la atención.

   Por otra parte, la organización ha asegurado que la aplicación del IVA de tipo general (21%) a productos sanitarios revierte negativamente de forma directa a la atención que reciben los ciudadanos. En este sentido, ha pedido la aplicación del IVA superreducido (4%) a productos sanitarios imprescindibles para la atención al paciente, siendo catalogados como productos de primera necesidad.

    Dicho esto, ha recordado que está trabajando con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) para establecer una colaboración futura de la sanidad privada en donación de órganos en el país, poniendo a disposición de este organismo los recursos asistenciales y los extraordinarios profesionales del sector sanitario privado con el objetivo de incentivar las donaciones en dicho sector en los próximos años.

   Además, ASPE ha mostrado su deseo de poner "fin" al estigma de que en la privada solo se hacen intervenciones menores, recordando que la sanidad privada investiga y desarrolla actividad de alta complejidad a través de la "más avanzada" tecnología y grandes profesionales.

   Al mismo tiempo, ASPE ha lamentado que en función de la comunidad autónoma en la que ejerzan su profesión, las personas que compatibilizan su trabajo en la sanidad privada y la pública tienen "grandes dificultades" para hacerlo. Se trata, tal y como ha explicado, de una compatibilidad absolutamente legal que está permitida siempre y cuando sea por razones de interés público, una premisa que se cumple al ser los ciudadanos los que, al tener acceso a una mejor atención sanitaria, se benefician directamente.

   Por este motivo, y con base en los obstáculos que pueden encontrarse en algunas comunidades, desde ASPE se defiende un criterio único en todo el país que permita que todos los trabajadores, independientemente de su lugar de ejercicio de la profesión, cuenten con los mismos derechos y obligaciones.

   ASPE ha denunciado también irregularidades en la prestación de servicios sanitarios a pacientes, fundamentalmente británicos, relacionadas sobre todo con la atención en urgencias, la dispensación de medicamentos y el traslado entre centros.

   El motivo fundamental de estas "anomalías" es la comercialización por parte de algunas aseguradoras de Reino Unido de seguros de salud de asistencia en viaje que no cubren la prestación de servicios en centros privados y la falta de claridad a la hora de informar a los viajeros sobre las coberturas a las que tienen derecho y dónde deben acudir en caso de necesitar asistencia médica en nuestro país.

   Finalmente, ASPE ha destacado la importancia de su puesta en marcha a partir del 1 de enero, tras un amplio periodo de negociaciones entre las aseguradoras y las entidades privadas de asistencia sanitaria, que ha transcurrido en un ambiente de colaboración y respeto.

   "Los acuerdos entre compañías aseguradoras permitirán que cada entidad de seguros se haga cargo del coste de la asistencia de su asegurado con independencia de qué vehículo haya causado el accidente, algo que agilizará los pagos a los hospitales y evitará burocracia a las víctimas al no tener que esperar a la resolución del conflicto", ha zanjado.