Actualizado 07/10/2014 00:55 CET

La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico critican al PSOE por querer equiparar estos productos al tabaco

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) ha criticado la posición "prohibicionista" del Grupo Parlamentario Socialista al anunciar en el Senado que va a enmendar la Ley de Consumo para equiparar el consumo de estos productos al del tabaco y, con ello, intentar prohibir su consumo en espacios públicos cerrados como bares o restaurantes.

En este sentido, el presidente de esta entidad, Manuel Muñoz, se pregunta "cuál es la verdadera razón de este cambio repentino de actitud y por la puerta trasera", después de que la reforma de la Directiva europea del tabaco haya dejado "muy claro" que el cigarrillo electrónico no es un producto de tabaco.

"Cae por su propio peso someter este producto a las mismas reglas si es completamente distinto e infinitamente menos perjudicial que el tabaco", según ha defendido.

Además, entiende que esta inestabilidad reglamentaria "amenaza la viabilidad y existencia" de uno de los pocos sectores que actualmente está generando empleo en España, con 3.000 empleos directos y 4.000 indirectos actualmente en vigor, cuando además "proporciona una alternativa menos dañina a los fumadores que el tabaco".

"Las enmiendas propuestas por el PSOE entregan en bandeja el sector a las grandes tabaqueras, que son las únicas que podrán operar bajo dicho marco ya que están acostumbradas a esas restricciones y son las únicas que pueden competir bajo las mismas. Aplicarle la legislación del tabaco al cigarrillo electrónico es el fin de todas las pequeñas y medianas empresas", asevera.