El asma, cosa de mujeres: representan más del 80% de las muertes en España

Publicado 07/05/2019 13:29:26CET
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / CATINSYRUP - Archivo

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El asma mató en España a unas 1.118 personas en 2017, según las últimas cifras disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE). De ellas, aproximadamente 922 fueron mujeres, lo que supone más del 80 por ciento del total, tal y como ha resaltado la doctora Milagros González Béjar, vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) con motivo del Día Mundial de la enfermedad, que se celebra este martes 7 de mayo.

"Es alarmante que una enfermedad que se puede diagnosticar y tratar llegue a esos índices. Dos de cada tres muertes se pueden evitar. En las mujeres, muchas veces se piensa que la sintomatología del asma podría estar relacionada con un catarro. Además, cada vez fuman más y, por tanto, tienen una mayor incidencia de patología pulmonar por el tabaco", ha explicado la experta sobre estas cifras.

Un estudio internacional realizado hace dos años reveló por qué las mujeres mueren más por asma: la testosterona protege a los hombres al suprimir la producción de un tipo de célula inmunológica que desencadena el asma alérgico. Este fenómeno biológico, evidentemente, no se reproduce en mujeres.

A nivel global, más de 300 millones de personas sufren esta enfermedad inflamatoria crónica en todo el mundo. En España, el 52,3 por ciento de los pacientes con asma no tienen su enfermedad bien controlada y el 3,9 por ciento padece asma grave no controlado, de acuerdo con diversas investigaciones.

El asma, padecido por el 5 por ciento de la población adulta y el 10 por ciento de niños y adolescentes españoles, se caracteriza por la aparición de episodios de dificultad respiratoria (crisis o ataques), generalmente asociados a otros síntomas como tos, pitidos al respirar o sensación de ahogo. En muchos casos, aparece como respuesta a determinados estímulos que producen alergia: polen, ácaros del polvo, animales o ciertos alimentos.

"Es importantísimo concienciar a los pacientes de que el asma mata, pero bien controlado puede no llegar a ese extremo", ha comentado la doctora González Béjar, quien puntualiza que aunque la patología se ha asociado históricamente con niños, "cada vez más adultos son diagnosticados", algo que "puede estar condicionado por la sensibilización alérgica o la creciente contaminación".

La prevalencia ha crecido en los ultimos años, bien porque se hacen mejores diagnosticos o por la polución, según el doctor Fernando Gómez Ruiz, miembro del Grupo de Trabajo de Respiratorio de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

"Es importante que la gente esté controlada porque es una enfermedad crónica y, si no se controla bien, va evolucionando más rápidamente con peores ataques y crisis, más visitas a Urgencias e incluso ingresos, perdiendo calidad de vida. Además, si no está bien controlada puede generar absentismo escolar y laboral", ha recordado en el espacio #EnAsmaElCeroCuenta, organizado en Madrid por la Fundación AstraZeneca para dar visibilidad a la enfermedad y dar apoyo a los pacientes.

Gómez Ruiz ha animado a perder el "miedo" a la enfermedad y su diagnóstico: "Su manejo es perfectamente simple. Solo hay que seguir las instrucciones del médico y el tratamiento, así como realizar un seguimiento, como ocurre en cualquier patología crónica. La calidad de vida es buena si se cumplen estos aspectos".