Publicado 15/04/2020 13:29:36 +02:00CET

Así trabaja el Centro Nacional de Microbiología contra el Covid-19

Foto de familia del equipo del CNM que trabaja en el operativo COVID-19.
Foto de familia del equipo del CNM que trabaja en el operativo COVID-19. - CENTRO NACIONAL DE MICROBIOLOGÍA

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Centro Nacional de Microbiología (CNM) del Instituto de Salud Carlos III puso en marcha el operativo Covid-19 con el objetivo de atender las diferentes demandas derivadas de la pandemia. El operativo, compuesto por unos setenta profesionales de diferentes escalas y laboratorios, es el resultado de la reorganización de los 13 laboratorios del CNM en único gran laboratorio funcionando en red.

El operativo CNM-Covid-19 tiene su origen en los primeros casos de COVID-19 en España. A medida que la epidemia ha ido avanzando, el ISCIII ha adecuado el centro a las necesidades que surgían, poniendo en marcha una estructura dinámica, a la que se van incorporando nuevos profesionales en función de las diferentes exigencias derivadas de la atención a la pandemia.

Una de las primeras tareas del centro fue poner en marcha las técnicas de detección necesarias para el diagnóstico de los primeros casos, adaptándolas a las necesidades del Sistema Nacional de Salud (SNS). El CNM ha pasado de ser el laboratorio de confirmaba el diagnóstico a, en la actualidad, servir de descarga en el diagnóstico primario de los hospitales con mayor demanda, alcanzando una capacidad de 800-900 diagnósticos diarios.

Por otra parte, investigadores del CNM también están trabajando en la validación de nuevos kits de PCR comerciales de empresas españolas, así como en la validación de técnicas alternativas a la extracción de ácidos nucleicos previa a la realización de la PCR. Otra de las funciones que se están realizando en el centro es poner a punto técnicas serológicas de detección de anticuerpos para la puesta en marcha de los estudios de seroprevalencia anunciados por el Ministerio de Sanidad, que permitirán obtener el porcentaje de personas que ha estado expuesto al virus y así determinar el grado de inmunidad de la población.

Por último, varios profesionales del CNM lideran y/o participan en numerosas iniciativas de investigación nacionales y europeas que pretenden dar respuestas rápidas a algunos de los interrogantes que planteados por este nuevo virus como la búsqueda de alternativas terapéuticas, el diseño de herramientas rápidas y eficaces de diagnóstico, estudio de la filogenia evolutiva del virus que permita prever su comportamiento futuro, detección de variables del virus, o de determinantes de predisposición individual del huésped para identificar factores de riesgo, etc.

Jesús Oteo, director del CNM, explica:

"El valor de un centro de referencia en microbiología, su utilidad, su valor para la sociedad, debe de fundamentarse tanto en la capacidad de mantener programas de vigilancia, referencia o diagnóstico que den soporte al SNS de forma constante y mantenida en el tiempo, como en la capacidad de cambiar y adaptarse rápidamente a amenazas infecciosas no siempre previsibles ni esperables. A mi entender, la virtud está en conseguir el equilibrio entre ambas facetas y considero que el CNM va camino de ello", explica su director, Jesús Oteo.