El Arzobispado insta a revertir el patrimonio del Hospital Sant Pau en la gestión sanitaria

Hospital Sant Pau
EUROPA PRESS
Actualizado 11/06/2013 15:45:00 CET

BARCELONA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Arzobispado de Barcelona ha instado este martes a revertir los beneficios que genera la Fundación privada que aglutina el patrimonio vinculado al Hospital Sant Pau en la Fundación pública que concentra la gestión sanitaria.

En un escueto comunicado, el Arzobispado considera un "deber moral ineludible" que la Muy Ilustre Adminsitración (MIA) ponga los bienes de la fundación privada a disposición del hospital, un patrimonio que genera unos beneficios de cerca de 10 millones de euros al año, según ha apuntado el mismo conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz.

La gestión sanitaria del Sant Pau, no obstante, ha generado entre 2010 y 2012 un déficit de 51 millones de euros, algo que ha sucedido, según el conseller, porque no ha sido posible aplicar los recortes salariales que sí se han producido en el resto de centros sanitarios.

El comunicado del Arzobispado reconoce que, dados los acontecimientos que atraviesa el hospital --más allá del déficit, las diferentes denuncias presentadas mantienen imputados a una veintena de exaltos cargos del centro--, sería positivo que los bienes patrimoniales se dediquen a cubrir las necesidades del centro "mientras no se reconduzca la situación económica y social de la que cuidan los poderes públicos".

La MIA, que gestiona las tres fundaciones del Sant Pau --más allá de la de patrimonio y gestión existe una tercera dedicada a la investigación--, está formada por seis miembros, dos nombrados por el Arzobispado, otros dos por el Ayuntamiento de Barcelona y los dos últimos por la Generalitat.

El patronato de la Fundación de Gestión anunció este viernes su renuncia, alrededor de un año después de acceder al cargo, y tras pedir a la Conselleria de Justicia su intervención, lo que ha desembocado en la obligación de nombrar a otro patronato en un plazo de quince días y en la posible convocatoria de un concurso de acreedores.