Publicado 09/09/2021 13:02CET

Arranca la Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias para mejorar la atención sanitaria de la pospandemia

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias (European Respiratory Society, ERS), la Plataforma Mundial de Pacientes de Alergia y Vías Respiratorias (Global Allergy and Airways Patient Platform, GAAPP) y AstraZeneca, Amgen, junto con destacados médicos especialistas en enfermedades respiratorias, han puesto en marcha la Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias, una nueva asociación creada para transformar la atención sanitaria de las enfermedades respiratorias en la época pospandemia.

La Coalición tiene entre sus objetivos apoyar a los gobiernos y a los sistemas sanitarios durante su recuperación tras la epidemia de COVID-19 mediante el fortalecimiento de la atención a las enfermedades respiratorias. Así, tratará de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades respiratorias apoyando la creación de estrategias ambiciosas para mejorar la atención a los pacientes a nivel nacional y fortaleciendo la capacidad del sistema sanitario para la gestión de pandemias. La afiliación se encuentra abierta a las organizaciones interesadas y a las personas afectadas por las enfermedades respiratorias que compartan los objetivos de la Coalición.

Casi 600 millones de personas en todo el mundo viven con enfermedades respiratorias crónicas, como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), las bronquiectasias y numerosas enfermedades respiratorias raras y graves. Se estima que las enfermedades respiratorias crónicas pueden ser causantes de unos cuatro millones de muertes prematuras al año, lo que supone el doble del número de muertes registradas por COVID-19 en los primeros 12 meses de la pandemia. Antes de la pandemia, los avances para mejorar la atención de las enfermedades respiratorias crónicas eran lentos, y en algunos países no se ha producido ningún avance en este terreno en la última década.

Según se ha comprobado, durante la pandemia algunos pacientes con enfermedades respiratorias crónicas que contrajeron COVID-19 han sufrido un mayor riesgo de hospitalización. Asimismo, los pacientes con enfermedades respiratorias crónicas se han visto afectados por los trastornos derivados de esta pandemia en los servicios sanitarios y por un deterioro en la calidad de la atención sanitaria, lo que demuestra que se necesitan nuevos mecanismos para facilitar a los pacientes el mejor control de su enfermedad, además de reducir las hospitalizaciones y, en última instancia, disminuir la presión sobre los sistemas sanitarios.

Marc Humbert, catedrático de Medicina Respiratoria en la Universidad París-Saclay, director del departamento de Cuidados Respiratorios e Intensivos (Centro Francés de Referencia para la Hipertensión Pulmonar) en el Hôpital Bicêtre (Asistencia Pública de París), vicecoordinador de la Red Europea de Referencia ERN-LUNG y nuevo presidente de la ERS, señala que "la pandemia de COVID-19 está teniendo un impacto devastador en la salud humana y está dando a conocer las diferencias que existen en la atención a las enfermedades respiratorias que requieren una atención urgente. La Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias está encantada de ser miembro fundador de la Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias, una organización que trabaja para garantizar que la mejora de la atención a las enfermedades respiratorias sea un elemento esencial en los planes de recuperación de los gobiernos y de los sistemas sanitarios".

Por su parte, Tonya Winders, presidenta de la GAAPP, comenta que "casi 600 millones de personas en todo el mundo viven con enfermedades respiratorias crónicas. Desgraciadamente, son pocos los países que cuentan con estrategias nacionales para las enfermedades respiratorias diseñadas para mejorar el tratamiento, ayudar a los pacientes a controlar su enfermedad y a lograr unos mejores resultados. La Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias va a tener un papel fundamental a la hora de dar una mayor prioridad a las enfermedades respiratorias crónicas en los sistemas sanitarios el próximo año, aunque éste es un problema que llevamos observando desde hace tiempo".

En este sentido, Ruud Dobber, vicepresidente ejecutivo de la Unidad de Negocio de BioPharmaceuticals en AstraZeneca, indica que "la Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias es una gran oportunidad para reducir la morbilidad y la mortalidad causadas por las enfermedades respiratorias que permitirá, además, fortalecer los sistemas sanitarios. AstraZeneca se ha comprometido durante más de 50 años con el avance de la ciencia y la atención de las enfermedades respiratorias y estamos entusiasmados de poder contribuir a esta importante iniciativa para apoyar a los pacientes que se encuentran desatendidos en la actualidad", añade.

Finalmente, Darryl Sleep, vicepresidente senior de Medicina Global y director médico de Amgen, recuerda que "la pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto las asombrosas desigualdades existentes en materia de cuidados sanitarios y la carga desproporcionada que soportan las minorías raciales y étnicas y otros grupos históricamente desatendidos por los sistemas sanitarios, unas comunidades que llevan mucho tiempo sintiendo el impacto negativo de las enfermedades respiratorias. La asociación con la Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias ayudará a Amgen en su objetivo de servir a los pacientes, una tarea que incluye trabajar dentro de las comunidades para eliminar las barreras que impiden a los pacientes vivir con la mejor salud posible".

Contador

Para leer más