Publicado 08/07/2020 14:12:37 +02:00CET

El Arnau de Lleida puede "saturarse" en días sin más personal y derivación de pacientes

Hospital de campaña para atender a enfermos de coronavirus junto al Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida, capital de la comarca del Segrià, en Lleida, Catalunya (España), a 6 de julio de 2020.
Hospital de campaña para atender a enfermos de coronavirus junto al Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida, capital de la comarca del Segrià, en Lleida, Catalunya (España), a 6 de julio de 2020. - David Zorrakino - Europa Press

Salud estudia derivar a Manresa, Igualada, Reus, Tarragona y algún hospital del área metropolitana de Barcelona

LLEIDA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El gerente del Instituto Catalán de la Salud en Lleida, Ramon Sentís, ha asegurado este miércoles que el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida puede "saturarse" en unos días por los contagios de coronavirus si no cuentan con más personal y si no hay circuitos de derivación de los pacientes.

Sentís ha explicado que el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida tiene tres plantas para pacientes de Covid-19 con 75 camas en total, una llena, la segunda al 55% y una tercera libre, en la que falta personal.

"No estamos en estado de saturación, pero puede llegar en los próximos días, si no se producen estas dos conjunciones: más personal y circuitos de derivación de los pacientes", ha advertido.

"Hay que empezar a implementar circuitos de derivación de pacientes que de manera primaria ya no lleguen al hospital o que estén y puedan trasladarse a otros centros del territorio. Se está trabajando. En 24 horas tendría que estar activados algunos de ellos", ha añadido.

Sentís ha asegurado que se necesitan 20 facultativos de varias especialidades y 50 enfermeras para cubrir varios turnos y que auxiliares y celadores hay disponibles en el territorio.

Según sus datos, en los dos hospitales públicos --el Arnau y el Santa Maria-- y en los tres privados hay 69 personas hospitalizadas, 9 en las UCIS de los centros públicos.

Ha señalado que las clínicas privadas "ya están llenas" y que se estudian traslados a hospitales de Manresa, Igualada, Reus, Tarragona y alguno del área metropolitana de Barcelona para atención de críticos.

Por su parte, la gerente de las regiones sanitarias de Lleida y Alt Pirineu y Aran, Divina Farreny, ha agradecido la disposición de 250 voluntarios a la llamada de sanitarios que hizo Salud, pero ha señalado que lo que necesitan en el hospital Arnau y en el Santa Maria son personas "expertas en críticos y semicríticos", y ha precisado que muchos de los voluntarios no tienen esa formación.

Farreny ha subrayado que la transmisión del virus es alta, comunitaria, y ha advertido que el confinamiento perimetral no es suficiente si no se interioriza el cumplimiento de las medidas de prevención: mantener la distancia de metro y medio y reducir interacciones sociales y movilidad, lavado de manos y mascarilla.

La gerente ha insistido en que en los próximos días los casos seguirán aumentando: "Las medidas no tendrán efecto inmediato, necesitamos tiempo".

También ha explicado que se han sumado 15 personas más a las 9 del equipo de vigilancia epidemiológica, dedicado a encuestas y comunicación de contactos relacionados con casos y ha señalado que es necesario incorporar a "personas que hagan el rastreo a pie de calle, que se acerquen a los municipios".

Contador