Publicado 14/01/2021 15:16CET

Argimon sobre la vacunación del alcalde de Riudoms (Tarragona): "No es ético"

BARCELONA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha criticado que el alcalde de Riudoms (Tarragona), Sergi Pedret (JxCat), y otro concejal del Ayuntamiento recibieran la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19: "No es ético".

En rueda de prensa junto a los consellers Alba Vergés y Miquel Sàmper, Argimon ha concretado que la situación se produjo en el marco de la campaña de vacunación en un centro residencial de la localidad en el que había un excedente de dos dosis de la vacuna.

"No se debería haber producido", ha lamentado el secretario, que ha matizado que la instrucción de los equipos a la hora de administrar las dosis es no tirar vacunas y actuar con la máxima fluidez y rapidez, en sus palabras.

Asimismo, ha argumentado que una residencia es un entorno limitado en comparación con un centro hospitalario, en el que la flexibilidad para reorganizar dosis sobrantes de la vacuna "es mucho más sencillo".

Además, ha reiterado que la capacidad de los viales de la vacuna de Pfizer cambió de cinco dosis por cada vial a seis el pasado 8 de enero --la Comisión Europea aprobó el cambio un día después-- y ha añadido que ahora "todas las programaciones y planificaciones" se hacen a partir de este incremento.

Ha asegurado que no culpa al equipo de vacunación de este hecho y ha reivindicado la autonomía de los profesionales sanitarios dedicados a la campaña de vacunación: "No juzgo, pero si eres un responsable político es mejor declinar la invitación".

Contador