Actualizado 16/01/2006 13:24:22 +00:00 CET

Aralar cree que la financiación de la ley de Dependencia será "el gran caballo de batalla" en Navarra

PAMPLONA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Aralar en Navarra, Txentxo Jiménez, indicó hoy acerca del anteproyecto de la ley de Dependencia que, en Navarra, el gobierno de UPN y CDN va a apostar "mucho más por el copago que por la financiación pública", por lo que considera que el tema de la financiación será "el gran caballo de batalla".

Aralar teme que si UPN y a CDN tienen que adaptar esta ley a Navarra, el copago (entre la administración y los beneficiarios de las ayudas) va a quedar "más reforzado que en la propia ley". Según expuso Jiménez en rueda de prensa, estos partidos "no paran de inventarse fórmulas para hipotecar los pocos bienes de las personas que tienen necesidad de esas ayudas con tal de no prestar esos servicios".

El anteproyecto de esta ley, que fue aprobado recientemente, contempla, entre otras cosas, retribuir a los cuidadores que tienen a su cargo personas dependientes. Asimismo, deja una serie de medidas sin determinar, ya que serán las comunidades autónomas las que decidan.

Por su parte, la parlamentaria de esta formación, Miren Egaña se posicionó a favor de la "imposición directa, que pague más quien más tiene, y que pague más impuestos quien más cobra".

"Si Navarra tiene competencias en estas materias, deben servir para mejorar la ley que plantea el Estado y para mejorar la atención a la dependencia, garantizando que este derecho se pueda ejercer de manera absoluta", señaló.

DOTACIÓN PRESUPUESTARIA

En su opinión, en Navarra "tiene que cambiar el concepto de bienestar social, porque la derecha, UPN y CDN, siguen teniendo el concepto de que no es un derecho universal". "Hay que cambiar eso y luego hace falta dotación presupuestaria, porque no hacemos nada con palabras bonitas si luego no ponemos recursos", agregó.

Egaña criticó que se haya marcado hasta el año 2015 para atender a todas las personas con dependencia. "Para nosotros se abre una vía a las empresas privadas mercantiles, para que hagan inversiones de aquí al 2015 y tengan todo este nuevo mercado", y esto, dijo, "nos preocupa muchísimo".

Explicó también que el nuevo documento establece que existen diferentes tipos de dependencia, y plantea que los primeros años van a tener prioridad las dependencias más graves. "Lo que queda en manos de las comunidades autónomas es definir estos tipos de dependencias, su control y la baremación", apuntó.

Así, sostuvo que hay una serie de prioridades, "pero eso no quiere decir que si verdaderamente somos una comunidad diez que se haga un esfuerzo para que el resto de dependencias se atiendan". En Navarra hay cerca de 15.000 personas con dependencia, precisó.

A juicio de la parlamentaria, el anteproyecto es "reglamentariamente es muy difuso, no implica ningún compromiso y debiera haber una serie de temas que deberían estar en la ley y que no se dejen para un desarrollo reglamentario".

"Hay otras muchas cosas que nos preocupan", como la configuración del sistema nacional de dependencia, que integrará a servicios públicos y privados. "Cuando se habla de servicios privados, en absoluto se delimita la diferenciación que puede haber entre empresas con o sin ánimo de lucro", indicó.

Asimismo, criticó que "cuando hay una mercantilización de temas tan importantes como la dependencia puede traer unas consecuencias graves, y en Navarra tenemos suficientes ejemplos de estas concertaciones con empresas mercantiles".

Finalmente, destacó como aspectos positivos el reconocimiento del derecho de las personas dependientes, de los principios de universal y público de este derecho en condiciones de igualdad y el reconocimiento del trabajo de los cuidadores, de los que el 85 por ciento son mujeres, concluyó.