Publicado 18/03/2020 14:38:38CET

Aragón suma un fallecido en Zaragoza y eleva a 226 los casos confirmados hasta este miércoles

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, y el gerente del Salud, Javier Marión.
La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, y el gerente del Salud, Javier Marión. - DGA.

La consejera Pilar Ventura dice que "no hay ningún problema de ocupación" a fecha de hoy, pero el sistema debe estar "preparado"

ZARAGOZA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Aragón ha contabilizado hasta este miércoles, 18 de marzo, un total de 226 casos confirmados de infección por coronavirus COVID-19, 19 más que este martes, con un total de 13 personas fallecidas, una en las últimas 24 horas, un residente de un centro de mayores de Zaragoza.

Así lo ha indicado en rueda de prensa la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, quien ha apuntado que en la región hay 17 casos por cada 100.000 habitantes. También ha intervenido el gerente del Servicio Aragonés de Salud (Salud), Javier Marión.

Por provincias, en la de Zaragoza se contabilizan 180 afectados, en la de Teruel 24 y 19 en la de Huesca, con tres casos de personas no residentes en Aragón. Del total, 132 están aislados en sus domicilios, 82 han sido hospitalizados y nueve se encuentran en UCI.

De los 226 casos registrados hasta este miércoles, 12 son profesionales sanitarios. El crecimiento está siendo "muy contenido" a día de hoy en Aragón, ha dicho Ventura.

Por otra parte, en la Comunidad todavía no se ha dado ningún alta. El Departamento de Sanidad no puede prever cuándo la pandemia alcanzará la etapa de meseta, aunque Ventura ha confiado en que el aislamiento generalizado surta el efecto deseado. "Aspiramos a que no se produzca un alto pico, sino que los mismos casos se produzcan de forma contenida", ha detallado.

El sistema sanitario público aragonés cuenta con 3.653 camas, de las que 1.642 estaban ocupadas esta mañana por patologías de todo tipo, lo que representa "solamente" el 45 por ciento del total, ha señalado Marión, aseverando que "el sistema está preparado para acoger el incremento de la demanda por el coronavirus que se prevé en las próximas semanas".

Hay 166 camas de UCI, con un total de 54 libres y nueve ocupadas por pacientes con COVID-19, a lo que se suman 113 camas de UCI más utilizando dispositivos de los quirófanos, mesas de anestesia y equipos de reserva.

Además, la red privada en Aragón dispone de 430 camas de planta y 22 de UCI. Los recursos de esta red estarán "a disposición" en cuanto a camas para hospitalización, UCI, Urgencias "y otros dispositivos que pudieran ser necesarios", ha agregado.

SISTEMA PREPARADO

La titular de Sanidad ha expuesto que se ha adaptado el sistema sanitario "en función de las necesidades" y de los posibles escenarios que puedan darse. Todos los centros cuentan con planes de contingencia y "no hay ningún problema de ocupación", pero "el sistema tiene que estar preparado", sobre todo las UCI, ha remarcado.

Ventura ha comentado que, llegado el caso, se podrían habilitar espacios quirúrgicos y para Urgencias, a lo que se suma el refuerzo de personal con sanitarios de los servicios que "van a disminuir forzosamente" y, además, el Salud podría reclutar más personal de manera extraordinaria, en aplicación de la Orden del Ministerio de 15 de marzo.

El Salud ha enviado instrucciones a Atención Primaria y Especializada para evitar la concentración de personas en los centros, de manera que se está potenciando la atención telefónica en Primaria y se pide a los usuarios que pidan cita a través de Salud Informa.

El gerente del Salud, Javier Marión, ha explicado que los pacientes que quieran asistir presencialmente a la consulta médica o de enfermería de familia deben citarse a través de Salud Informa o por teléfono con su centro de salud, precisando que los facultativos llamarán por teléfono a sus pacientes, si lo solicitan, para resolver cualquier problema por esta vía y, si no es posible, les citarán para que se personen.

Ha apuntado que "se van a solucionar todos" los asuntos vinculados a cuestiones como la receta electrónica, continuidad de tratamientos y bajas, las gestiones no asistenciales y, si es necesario, los sanitarios darán cita. La atención especializada se realizará en función de la gravedad y urgencia, también las intervenciones quirúrgicas.

"El resto se van a suspender", ha dicho Marión, quien ha comentado que el Salud está llamando a los pacientes ya citados para pedirles que no acudan, lo que pueden hacer los propios usuarios para confirmar el aplazamiento.

En cuanto a las consultas externas, se realizarán "siempre que los profesionales lo estimen necesario", como puede ser el caso de curas o suturas, y "el resto de las consultas se van a desprogramar". Los hospitales siguen atendiendo a los pacientes de otras patologías.

Por otra parte, los responsables del Salud han subrayado que, en estos momentos, las recetas electrónicas no se pueden renovar automáticamente, aunque se está trabajando en un programa informático para detectar las que están a punto de caducar y renovarlas, más adelante.

PROTECCIÓN INDIVIDUAL

Marión ha agradecido a los profesionales del Salud, especialmente a los que atienden directamente a los enfermos de COVID-19, "el esfuerzo que están haciendo en estos momentos en los que la disponibilidad de equipos de protección individual está muy ajustada".

El Departamento está haciendo "todo lo posible" para incorporar estos equipos a los centros, pero "los mercados están cerrados" desde hace dos meses.

Al respecto, Pilar Ventura ha destacado "la gran respuesta de particulares y empresas", que han donado 20.000 mascarillas. De las más de 500.000 mascarillas llegadas este martes en avión desde Shangai, la Comunidad Autónoma podría recibir 15.000.

"Todas las Comunidades autónomas están en una situación complicada y el Ministerio de Sanidad está dando prioridad a los territorios donde tienen mas casos, como Madrid", de forma que las donaciones serían "muy bien recibidas", ha expresado. De momento, no hay falta de 'stock' en ningún servicio sanitario.

Respecto a los test, Ventura ha dejado claro que el Gobierno de Aragón está siguiendo "los mismos protocolos" que el resto de Comunidades, de manera que se hace la prueba a los casos más graves.

Los profesionales sanitarios, de Fuerzas de Seguridad, bomberos y empleados de residencias se someterán a la prueba de detección "en los casos que establece el protocolo", es decir, aquellos que tengan síntomas mantenidos en el tiempo y son susceptibles de tener coronavirus.

"De momento" no se van a incorporar sanitarios jubilados, ni estudiantes de Ciencias de la Salud, aunque sí se dará "algunos trabajos" a los grupos de voluntarios de los colegios de médicos y enfermería.

QUEDARSE EN CASA

Ventura ha reiterado que "las personas con síntomas leves deben quedarse en casa y adoptar medidas de aislamiento, no hay necesidad de que llamen a ningún sitio".

En los casos graves, deben comunicarse con Sanidad a través del número de teléfono 976 696 382, ha dicho, recalcando que solo es pertinente llamar al 061 para los problemas de salud ajenos al coronavirus. El Salud está reforzando "de manera continua" el Centro Coordinador de Urgencias 061, que recibe 3.800 llamadas cada día.

Contador