Publicado 16/11/2021 14:42CET

APREM otorga el 9º Patuco de Honor a cinco hospitales de Madrid y uno de Salamanca por su labor de humanización

Archivo - Bebé prematuro.
Archivo - Bebé prematuro. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ONDROOO - Archivo

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM) ha otorgado el 9º Patuco de Honor a cinco servicios y unidades de Pediatría y Neonatología de Madrid y a una unidad de un hospital de Salamanca por su labor de humanización y colaboración con la asociación.

Concretamente, este premio ha sido entregado al Hospital
Universitario Severo Ochoa, Hospital Universitario Príncipe de Asturias, Hospital Clínico San Carlos, Hospital Universitario Infanta Cristina, Hospital Universitario Infanta Leonor, en el caso de los centros madrileños, y al Complejo Asistencial Universitario de Salamanca.

Así, la APREM da comienzo a una serie de actos para conmemorar el Día Mundial de la Prematuridad, que se celebra este miércoles 17 de noviembre. En España, según los datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el pasado año la tasa de prematuridad se sitúa en torno a un 8%, ligeramente superior a la del año anterior (7,5%).

Desde APREM, han explicado que, con el impacto de la primera ola de la pandemia aumentaban los partos de prematuros y las cesáreas. La asociación se guía por un estudio multicéntrico coordinado por el Hospital General Universitario Gregorio Marañón en el que participa la Universidad Complutense de Madrid (UCM) que indica que la infección por Covid-19 alteró el curso de la gestación, situando la tasa de cesárea en un 36,2 por ciento, muy superior al 22 por ciento habitual, y la de parto prematuro en un 20,6 por ciento.

"Es necesario recuperar las buenas prácticas de antes de la pandemia. Debido a ella, la situación de muchas familias con hijos prematuros es, si cabe, más complicada de lo habitual. En muchos hospitales los padres no pueden estar juntos con el bebé, solo puede estar uno y esto es contraproducente. En algunos casos, también debido a la pandemia y por desconocimiento, se suspendió la lactancia materna, lo que ha demostrado ser también un factor negativo. Estos solo son dos ejemplos de que debemos seguir humanizando la neonatología y recuperar lo que tanto costó conseguir", ha insistido la presidenta de APREM, Concepción Gómez.

Por su parte, el jefe de Servicio de Neonatología Hospital Clínico San Carlos, José Antonio Martínez, se ha mostrado satisfecho por el galardón pero especialmente porque los padres reconozcan su implicación. En su hospital atienden cada año alrededor de 60 grandes prematuros menores de 32 semanas de edad gestacional y/o
menos de 1500 g de peso al nacer. Una cifra que asciende a 150 si se incluye a todos los prematuros menores de 37 semanas de edad gestacional.

Durante la tarde de este martes, está programa que en torno a las 18.00 horas, tenga lugar el taller virtual 'Ciencia divertida', que pretende acercar la ciencia a niños de entre tres y once años de familias con hijos prematuros. Las actividades continúan este miércoles, 17 de noviembre a las 12:00h, con un taller virtual para
profesionales y familias con hijos prematuros titulado 'Estar atentos a las implicaciones de la prematuridad'.

Por último, la Sociedad Española de Neonatología (SeNeo) impartirá a las 19:00h el webinar 'Cuidando a los más pequeños' que se centrará en tratar el proceso desde que los padres vuelven a casa del hospital con el bebé prematuro para formarles sobre cuidados y próximos pasos.

DEMANDAS

Además, APREM ha reivindicado el objetivo común de instar a las autoridades sanitarias a continuar trabajando para humanizar la Neonatología. En este sentido, Concepción Gómez ha destacado que es importante que se reabran las escuelas de padres suspendidas debido a la pandemia y a las que las asociaciones acudían
regularmente a impartir formación para padres con hijos prematuros.

"Es importante informar a las familias sobre sus derechos y formarles específicamente para que puedan cuidar a sus hijos prematuros. Es necesario acompañarlos muy de cerca ya que estos bebés son muy vulnerables y cuando llegan a casa, después de estar tan controlados en el hospital, los padres están preocupados y se sienten perdidos", ha manifestado.

Asimismo, han demandado la figura de un profesional de la psicología para acompañar a los padres en todo el proceso, como ya se realiza en algunos hospitales, como en el Clínico San Carlos.

Contador