Las 'Apps' que diagnostican el melanoma no siempre aciertan

Actualizado 17/01/2013 11:46:34 CET

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El rendimiento de las aplicaciones de teléfonos inteligentes en la evaluación de riesgo de melanoma es muy variable y tres de cada cuatro de ellas clasifican incorrectamente (un 30 por ciento o más) los melanomas como indiferentes, según un informe publicado en 'JAMA Dermatology'. Los autores alertan de que la dependencia de estas solicitudes, que no están sujetas a la supervisión reguladora y no buscan consulta médica, puede retrasar el diagnóstico de melanoma y potencialmente dañar a los usuarios.

Para medir el rendimiento de las aplicaciones de teléfonos inteligentes que evalúan las fotografías de las lesiones de piel y proporcionan al usuario información sobre la probabilidad de malignidad, Joel A. Wolf y sus colegas del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos) probaron la sensibilidad, especificidad y el valor predictivo positivo y negativo de cuatro aplicaciones de teléfonos inteligentes.

Los autores incluyeron 188 imágenes de lesiones en el análisis (60 de melanoma y 128 benignas) y cada una fue evaluada por cuatro aplicaciones de teléfonos inteligentes, cuyos resultados se registraron como positivos, negativos o evaluables. La sensibilidad de las cuatro aplicaciones probadas fue de 6,8 por ciento a 98,1 por ciento; la especificidad varió de 30,4 por ciento a 93,7 por ciento; el valor predictivo positivo fue de 33,3 por ciento al 42,1 por ciento y el valor predictivo negativo fue de 65,4 por ciento a 97 por ciento.

La mayor sensibilidad para el diagnóstico de melanoma se observó en una aplicación que envía la imagen directamente a un dermatólogo certificado por el consejo para el análisis, mientras que la más baja sensibilidad para el diagnóstico de melanoma eran las aplicaciones que utilizan algoritmos automatizados para analizar imágenes.

"Los médicos deben ser conscientes de estas aplicaciones, ya que el uso de estas aplicaciones médicas parece ir en aumento con el tiempo. El dermatólogo ha de tener en cuenta las que se refieren a nuestro campo para que nos ayuden a proteger y educar a nuestros pacientes", concluyen los autores.