Actualizado 15/03/2007 19:01:14 CET

La apnea del sueño podría aumentar las posibilidades de padecer un ictus

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las personas que padecen apnea del sueño de moderada a grave y que poseen mayores niveles de marcadores inflamatorios que promueven la enfermedad coronaria, así como lesiones asociadas con infartos cerebrales silenciosos, tienen un mayor riesgo de ictus, según un estudio de la Universidad de Showa en Tokio (Japón). Las conclusiones de la investigación se publican en la revista 'American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine'.

Los investigadores estudiaron tejido cerebral muerto por una ausencia de riego sanguíneo derivada de infartos cerebrales silenciosos procedente de 50 pacientes varones con apnea obstructiva del sueño (AOS). Los investigadores también examinaron los efectos de tres meses de tratamiento con presión positiva continua en vía aérea nasal (nCPAP, según sus siglas en inglés) en los niveles de los marcadores inflamatorios en suero en 24 pacientes varones que padecían AOS de moderada a severa.

Según los investigadores, el ictus en los pacientes con AOS suele ser precedido por infartos cerebrales silenciosos que pueden detectarse a través de imágenes de resonancia magnética. El porcentaje de estos infartos cerebrales no detectados era de un 25 por ciento superior en los pacientes con AOS de moderada a grave, superior al porcentaje de 6,7 descubierto en individuos obesos control y al 7,7 de los pacientes con AOS leve.

Los investigadores indican que la enfermedad cardiovascular se caracteriza por la existencia de respuestas inflamatorias que aumentan la activación plaquetaria y aumentan la prevalencia de infartos cerebrales silenciosos.

Los investigadores descubrieron que el uso de nCPAP, un tratamiento diseñado para reducir el número de episodios de parada respiratoria asociados con la apnea del sueño, redujo los niveles de la proteína C-reactiva y los niveles de dos proteínas activadoras de las plaquetas, todos ellos indicadores asociados a la enfermedad cerebrovascular.