La aparición de nuevas terapias contra la hepatitis C permitirá en 5 años curar "la inmensa mayoría de casos"

Actualizado 27/04/2013 12:48:27 CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Servicio de Medicina Interna-Hepatología del Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona, Rafael Esteban Mur, asegura que la aparición de nuevas terapias contra la hepatitis C están permitiendo acorralar al virus y, de hecho, augura que en los próximos 5 años "se podrán curar la inmensa mayoría de casos".

"En cinco años lo tendremos resuelto y habrá que buscarse otro trabajo", según ha reconocido este experto, en declaraciones a Europa Press, con motivo del Congreso anual de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL, en sus siglas en inglés) que se está celebrando en Amsterdam (Países Bajos).

En este congreso se han presentado diversos estudios que, según ha explicado Esteban Mur, confirman la eficacia de nuevas terapias recientemente aprobadas para los pacientes que tienen más riesgo y responden menos al tratamiento estándar.

Una de ellas es el boceprevir, comercializado por la farmacéutica Merck Sharp & Dhome (MSD) con el nombre de 'Victrelis', que en un estudio de más de 200 pacientes cirróticos ha demostrado que un porcentaje de curación del 60 por ciento en combinación con ribavirina y peginterferón alfa.

"Esto es muy bueno porque son pacientes que no tienen ninguna otra opción de tratamiento en el momento actual", reconoce este experto.

Además, se han presentado datos de dos nuevas moléculas experimentales, también desarrolladas por la misma compañía farmacéutica, que pueden acortar el tiempo de tratamiento de estos pacientes.

Una de ellas, conocida como MK-5172, es un inhibidor de la proteasa al igual que boceprevir pero "muchísimo más potente". Se administra una vez al día y por vía oral, y los resultados de los primeros estudios son "espectaculares" ya que consigue una curación de más del 90 por ciento.

"El mecanismo de acción es parecido pero mucho más potente, probablemente porque se libera más sustancia activa y entonces tiene más potencia antiviral", explica Esteban Mur.

Otra molécula nueva desarrollada en los últimos años se llama vaniprevir, y su mecanismo de acción se basa en la inhibición de otra enzima del virus.

El futuro del tratamiento de esta enfermedad, según reconoce este experto, pasa por combinar varios de estos tratamientos para acorralar al virus y lograr que estos sean cada vez más seguros y sin tantos efectos secundarios como muestran algunas de las terapias actuales como el interferón.

Asimismo, también se irán reduciendo las pautas de tratamiento. En este sentido, Esteban Mur reconoce que aunque el tratamiento actual es de 48 semanas algunas de estas terapias ofrecen la posibilidad de iniciar "pautas más cortas", de apenas 14 semanas.