Actualizado 13/12/2011 19:41 CET

El antiacoagulante dabigatrán etexilato disminuye los eventos sufridos por los pacientes de fibrilación auricular

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El uso de dabigatrán etexilato en los pacientes con fibrilación auricular no valvular con uno o más factores de riesgo disminuye el número de eventos sufridos y se ha demostrado como una estrategia eficiente para el uso de los recursos sanitarios en España, según se desprende de un estudio presentado en la 'I Reunión Conjunta de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria y la Sociedad Española de Cardiología', celebrada en Alicante.

El modelo conceptual utilizado en España fue desarrollado de acuerdo a los datos del estudio RE-LY3-4, utilizado en otras evaluaciones económicas de dabigatrán etexilato, ya analizadas por agencias de evaluación de tecnologías sanitarias de Inglaterra, Escocia, Australia y Canadá.

Dicho análisis contempló dos escenarios, el primero de ellos comparó dabigatrán etexilato con warfarina y el segundo comparó dabigatrán etexilato frente al patrón de prescripción de la práctica clínica habitual en España.

De esta manera, los pacientes tratados con dabigatrán etexilato experimentaron menos ictus isquémicos y hemorrágicos, embolismos sistémicos, menos accidentes isquémicos transitorios y menos hemorragias intracraneales en comparación con warfarina o con la prescripción habitual.

Además, la disminución de eventos de dabigatrán etexilato frente a warfarina supone un ahorro para el sistema sanitario en los costes de dichos eventos de 532.000 euros por cada 10.000 pacientes tratados con dabigatrán etexilato y de 911.000 euros frente a la prescripción habitual en España.

Los resultados principales del análisis muestran que la comparación de dabigatrán etexilato frente a warfarina supone un ratio coste efectividad de 17.581 euros por año de vida ganado ajustado por calidad y de 14.118 euros cuando se comparó con al patrón de prescripción habitual en España.

La fibrilación auricular es la principal causa de ictus, y se relaciona con una mayor mortalidad, discapacidad y con estancias en el hospital más costosas, en comparación con los ictus en pacientes sin esta problemática.