Ángel Hernández: "Dicen que lo importante es la vida, y no es vida lo que tenía mi mujer, era terrible"

El hombre que ayudó a morir a su mujer, Ángel Hernandez, en declaraciones para E
Europa Press TV - Europa Press
Publicado 05/04/2019 15:01:34CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ángel Hernández, el hombre que ayudó este miércoles a morir a su mujer, María José Carrasco, diagnosticada desde hace 30 años de esclerosis múltiple, ha pedido que "se apruebe la eutanasia", y ha contestado a todos aquellos que se muestran en contra, argumentado que ellos "dicen que lo importante es la vida", pero asegura que "no es vida lo que tenía" su mujer.

Hernández, en declaraciones a Europa Press Televisión, ha explicado que precisamente ha grabado estos vídeos "para reabrir este debate", ya que su mujer "ya ha fallecido" pero quiere mostrar con los vídeos "el sufrimiento real".

"Era malvivir, era terrible, terrible constantemente, con los vídeos se les dice todo, la gente sufre y eso está ahí", ha justificado Ángel.
En cuanto al momento de tomar la difícil decisión, ha detallado que "ella ya estaba sufriendo mucho", y que se "lo estaba pidiendo constantemente" y esta situación le llevó a grabar los vídeos "para que quede constancia".

"En los vídeos ella me decía quiero morir, quiero morir y yo grabando con una paciencia enorme para que salga a la luz, éste es el sufrimiento real, la gente sufre", ha lamentado Hernández.

Ángel ha explicado que "uno es libre de morir cuando lo desea, de vivir y de morir" y que como nadie la ayudaba tenía que hacerlo él, y ha añadido que "más del 80 por ciento de la sociedad piensa así", por lo que emplaza "a los políticos a escuchar a sus votantes".

DETENCIÓN

Ángel Hernández ha contado que en el instante de la detención vivió momentos de dolor, ya que, tal y como él asegura le detienen "cuando estaba todavía el cadáver (de su mujer) en casa", y que aunque no entendió que le pusieran las esposas, se sentía muy digno de llevar esos grilletes"

No obstante ha asegurado que aunque tantas horas en el calabozo fueron terribles, "la Policía ha sido bastante amable e incluso lo comprendían", le daban ánimos y le trasladaban que ellos, "probablemente lo hubieran hecho igual", ha aseverado.

RECUERDOS DE SUFRIMIENTO

Ahora, Ángel ha explicado que se encuentra "agotado", y que de momento quiere incinerar a su mujer y a partir de ahí, "realizar el trabajo" de buscar en los buenos recuerdos y "de cuando ella estaba bien"

"Es difícil, lo tengo que trabajar porque los recuerdos que tengo todavía en el cerebro son del sufrimiento suyo y ahora tengo que psicoanalizarme, porque además ella me lo pidió: no me recuerdes sufriendo", ha concluido.

Contador