Actualizado 03/03/2011 14:50 CET

Andalucía.- Salud dice que su nuevo modelo de gestión provincial de compras permitirá este año un ahorro de 60 millones

Estima que las plataformas de logística integral permitirán romper, por primera vez, la tendencia creciente de gasto

SEVILLA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El nuevo modelo de gestión provincial de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía permitirá en 2011 un ahorro de 60 millones de euros en la compra de productos sanitarios, no sanitarios, farmacéuticos, prestaciones e inversiones de obras descentralizadas, según las estimaciones del departamento que dirige María Jesús Montero.

De hecho, la creación de las plataformas de logística integral es una de las medidas que la Administración sanitaria está poniendo en marcha para incrementar la eficiencia en el gasto sanitario y obtener los mejores precios y condiciones en la adquisición de bienes y servicios.

Además, prevén que el funcionamiento de estas plataformas permitirán romper, por primera vez, la tendencia creciente de gasto que se venía registrando en los últimos años. Así, en 2011 está previsto que descienda en un 2,57 por ciento el gasto, lo que supone 60 millones de euros. El impacto total estimado de este modelo, una vez que esté implantado y en funcionamiento en toda la comunidad, será de 100 millones de euros.

En 2010, la Consejería de Salud ya comenzó a desarrollar un modelo de gestión provincial con la creación de las plataformas de contratación administrativa, que ya funcionan en todas las provincias. A lo largo de este año, estos organismos pasarán a integrar la coordinación en almacenamiento, distribución y facturación, con el objetivo de unificar esfuerzos.

De hecho, en la actualidad ya están gestionando el cien por cien del proceso de logística las plataformas de Almería y Granada y, a lo largo de este año, se incorporarán el resto de provincias.

Para Salud, la experiencia en la gestión de las compras mediante plataformas únicas ha demostrado que conlleva una serie de ventajas económica y facilita la distribución de los productos. Así, y desde el punto de vista logístico, permite optimizar los recursos dado que ofrece una mayor eficiencia en el proceso de compra, almacenaje y distribución.

UN GRAN ALMACÉN DE DISTRIBUCIÓN POR CADA PROVINCIA

La idea es que cada provincia disponga de un gran almacén desde donde se distribuya a todos los centros sanitarios y administrativos pertenecientes al SAS la mercancía directamente, evitando los costes de contratación y de mantenimiento de estos almacenes (176 en toda Andalucía). En esta misma línea, los 186 almacenes generales del SAS se reducirán a ocho (uno por provincia).

La estrategia de Salud para el fomento de las últimas tecnologías de la información y de las comunicaciones como instrumentos de gestión permite, en este caso, minimizar los costes de transacción y alcanzar más eficacia y eficiencia en la gestión económica.

SE MEJORA LAS CONDICIONES DE ADQUISICIÓN DE PRODUCTOS

La constitución de las plataformas permite mejorar los precios de compra y condiciones generales en la contratación y adquisición de productos y servicios, como consecuencia de la agregación de las compras.

También existirá una mayor homogeneidad de productos adquiridos entre los diferentes centros para el mismo fin; se adecuará el volumen de existencias y por tanto de los recursos inmovilizados; y se disminuirá el número de procedimientos administrativos (número de expedientes de contratación administrativa, pedidos, albaranes, facturas, documentos de pago, entre otros).

La inversión en obras gestionadas directamente por los centros administrativos dependientes de las delegaciones provinciales de Salud, así como la destinada a prestaciones (trasporte, oxigenoterapia y ortopedia, por ejemplo) también será gestionada a través de estas plataformas de gasto provincial.

Para facilitar la planificación del gasto y adecuarlo a la demanda, el SAS pacta con todos los centros sanitarios del SAS las necesidades de consumo y así conocer qué productos o servicios necesita y con qué periodicidad. La suma de todo ello se materializa en un plan de compra anual gestionado por la provincia correspondiente.

El modelo de compras resultante otorga, por tanto, un mayor protagonismo a los profesionales ya que está orientado a identificar y satisfacer las necesidades de los mismos, así como congregar y hacer valer sus conocimientos y capacidades técnicas para la evaluación de los productos.