Actualizado 19/04/2010 16:17:51 +00:00 CET

Andalucía prepara un decreto que incentivará económicamente a investigadores que consigan patentar productos innovadores

SEVILLA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía está ultimando un decreto que prevé incentivar económicamente a aquellos investigadores o grupos de estudio que consigan patentar productos innovadores para la Administración sanitaria, una medida con la que se trata de "premiar" con un 'retorno económico' la labor de los científicos más activos de la comunidad, además de "retroalimentar" la investigación biomédica.

En el marco del curso 'Investigación en salud y transferencia, un binomio de futuro', que acogió hoy la sede sevillana de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) y dirigido a prensa especializada, el director de la Oficina de Transferencia de Tecnología del Sistema Sanitario Público andaluz, Gustavo Fúster, avanzó a Europa Press que entre las fórmulas de incentivo al investigador que se están barajando se encuentran "los incentivos salariales dentro de la propia nómina o bien a través de la fórmula de la Fundación", esbozó.

No obstante, aclaró que uno de los principales objetivos de este decreto será "no sólo primar económicamente el esfuerzo que en investigación realicen nuestros profesionales, sino impedir que esa innovación se quede sólo ahí y ya no se investigue más".

Por ello, adelantó que en la futura norma también se está estudiando el que las investigaciones futuras "se retroalimenten con parte del retorno económico que la patente de la primera investigación genere".

Así, esbozó que "una de las ideas con las que se está trabajando, aunque con ello no quiero decir que finalmente sea así, es que el retorno económico que una patente de producto biomédico puede generar se destine en un 20 por ciento y en concepto de incentivación salarial al investigador o grupo de investigación que halla posibilitado la creación de una patente muy innovadora y el 80 por ciento restante a seguir realizando más investigación".

En cuanto a los plazos de este decreto, "en el que se está trabajando desde finales de 2009", el responsable de la Oficina de Transferencia de Tecnología estimó a Europa Press que el mismo puede estar ultimado "a finales de este año", si bien aseguró que la futura norma no se dilataría "más allá de mediados de 2011".

Ya durante su ponencia 'Propiedad intelectual y transferencia de resultados en el sistema sanitario público de Andalucía', detalló las previsiones que su departamento baraja de cara a la consolidación de nuevos registros de patente y que irán "de los ocho productos que tan sólo se registraron en 2007, a los 138 que estimamos se alcance como techo en 2013".

Fúster, quien insistió en la "repercusión" que para la nueva economía tiene la transferencia de conocimiento, señaló el paso de los ocho registros en 2007, a los 14 en 2008, 34 registros en 2009 y los 68 que confían alcanzar al cierre del presente año. Este número de nuevas patentes prevé ampliarse "a las 92 en 2011, 115 en 2012 y las 138 futuras de 2013".

"Sólo en 2006 más de 7.300 investigadores presentaron algún proyecto de investigación en Salud", destacó el responsable de esta Oficina de Transferencia de la Tecnología, quien aludió al "enorme potencial" que tiene la estructura del sistema sanitario público andaluz, "conformada por más de 100.000 trabajadores, 41 hospitales públicos y 1.500 centros de salud", entre otros muchos dispositivos.