Actualizado 13/12/2010 15:50 CET

Oncólogos del Macarena (Sevilla) reciben un premio por sus aportaciones en radioterapia en el cáncer de mama

EN LA IMAGEN LOS DOCTORES LUIS ERRAZQUIN Y CARLOS MIGUEZ AUTORES DEL TRABAJO
HOSPITAL VIRGEN MACARENA DE SEVILLA

SEVILLA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El equipo de especialistas de la Unidad de Oncología Radioterápica del Hospital Virgen Macarena de Sevilla ha recibido el galardón que concede la Sociedad Andaluza de Cancerología a la mejor comunicación por el desarrollo de una técnica, que se viene realizando en esta Unidad desde el pasado mes de mayo, que permite disminuir el tiempo total de tratamiento con radioterapia en una semana.

En esta comunicación tipo póster, que lleva por título 'Toxicidad aguda derivada del boost integrado simultáneo, mediante radioterapia tridimensional conformada segmentada, en pacientes con cáncer de mama y cirugía conservadora', los oncólogos del Macarena sostienen que la técnica de 'boost integrado simultáneo' mediante radioterapia de intensidad modulada supone una alternativa válida para el tratamiento del cáncer de mama, ya que reduce el número de sesiones de radiación y acorta el tiempo total de tratamiento.

Esto conlleva a una mejora en la posibilidad de controlar la enfermedad y a una disminución de las molestias para la paciente que acudirá menos al centro hospitalario.

El cáncer de mama es uno de los problemas de salud más importante que existe en la actualidad. De hecho, se estima que cada año se diagnostican en nuestro país alrededor de 17.000 nuevos casos, siendo la primera causa de muerte por cáncer.

En los últimos años, y gracias a la incorporación del Plan del Diagnóstico Precoz del Cáncer de Mama de la Consejería de Salud, que goza de una adherencia cercana al 70 por ciento de la población diana, pese a que la incidencia de la enfermedad se ha incrementado, también lo ha hecho en estadios más precoces, donde es posible realizar extirpaciones quirúrgicas menos extensas y conservar la mama.

Este hecho no sería viable sin la radioterapia complementaria, que consigue reducir las recurrencias locorregionales en un 20 por ciento y aumentar la supervivencia en un 5 por ciento.

LA EVOLUCIÓN DE LAS TÉCNICAS RADIOTERÁPICAS

Actualmente, los tratamientos con radioterapia se administran en 25 sesiones en toda la mama y, posteriormente, se administra una sobreimpresión (radiación) o 'boost' en la zona quirúrgica donde se asentaba el tumor, reduciendo la recurrencia local en un 7 por ciento.

Investigadores canadienses y del Reino Unido han demostrado que administrar la dosis total de radioterapia en menos días, aumentando la dosis diaria, lo que se conoce como tratamiento 'hipofraccionado', es igual de efectivo, con el único problema de tener que administrar 'boost' posteriormente durante cinco o seis sesiones adicionales.

Los especialistas del Macarena valoraron la posibilidad de realizar una técnica que pudiera aunar todos los conceptos previamente expuestos: radioterapia de la mama, hipofraccionamiento y boost.

De esta forma surge el concepto de 'boost integrado simultáneo mediante radioterapia de intensidad modulada', donde al mismo tiempo que se trata toda la mama, la dosis estipulada que debe recibir el lecho quirúrgico es administrada durante las 25 sesiones, con lo que se disminuye el tiempo total de tratamiento en una semanael tiempo total de tratamiento en una semana.